• Ambiental News-Miguel Á.

Abandona el Gobierno mexicano a la vaquita marina


+ Prácticamente decretó la extinción del único mamífero marino endémico de México

+ Se acabó con la zona de “tolerancia cero” en el Golfo de California


El Gobierno de México abandona a su suerte a la vaquita marina y con ello dictamina de hecho su extinción, ya que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sedar) definió nuevos indicadores para la vigilancia de actividades de pesca de embarcaciones menores y mayores en el norte del Golfo de California.

De acuerdo con ambientalistas citados por la agencia de noticias AP, las autoridades dejarán al mamífero marino más amenazado del mundo expuesto a las redes agalleras en las que queda atrapado y se ahoga.

La Sedar publicó en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo que establece los indicadores, factores detonantes y acciones predeterminadas, de conformidad con el artículo décimo séptimo de la disposición por la que se regulan artes, sistemas, métodos, técnicas y horarios para la realización de actividades de pesca con embarcaciones menores y mayores en zonas marinas mexicanas en el norte del Golfo de California y se establecen sitios de desembarque, así como el uso de sistemas de monitoreo de los navíos.

Con esta medida, el Gobierno de México puso fin oficialmente a la política de mantener una zona libre de pesca alrededor de las últimas vaquitas marinas que sobreviven, que se estiman en menos de una decena.

La medida, que entró en vigor el pasado fin de semana tras su publicación en el DOF, sustituye la zona libre de pesca de “cero tolerancia” en el Alto Golfo de California con una escala variable de sanciones, en caso de que se registren reiterados avistamientos de más de 60 barcos en la región.

México ha sido incapaz de implementar las restricciones actuales, que prohibían la presencia de embarcaciones en esa pequeña zona, por lo que los castigos de la escala variable también parecen estar condenados a la inobservancia.

La medida deja al mamífero marino más amenazado del mundo expuesto a las redes agalleras colocadas para la captura de totoaba, un pez cuya vejiga natatoria es considerada una exquisitez y un afrodisíaco en China, por lo cual se vende en miles de dólares el kilo, lo cual hizo que el crimen organizado se involucrara en el tráfico.

Alex Olivera, representante de México en el Centro para la Diversidad Biológica, dijo a la AP que las reglas establecen una escala variable de respuestas a una situación que no debería permitirse.

La Sader informó que utilizará el 60 por ciento de su personal de seguridad si observan 20 barcos pesqueros en la zona restringida. “Es una tontería. Se esperan a contar embarcaciones dentro de una zona de cero tolerancia, donde no se permite ninguna embarcación”, señaló Olivera.

“Se acaba co el concepto de cero tolerancia”, dijo Olivera.

Otro experto en conservación consultado por la AP comentó que las nuevas reglas “implican no proteger a la vaquita. Parece que la autoridad quiere llevar a la vaquita a la extinción”.

Dos barcos del grupo ecologista Sea Shepherd trabajaron con la Marina para tratar de retirar las redes agalleras de la zona, pero a menudo se veían superados en número al ser atacados por los pescadores. Finalmente, optaron por retirarse de México.

El Alto Golfo de California es el único lugar del mundo donde vive la vaquita.

La Secretaría del Medio Ambiente de México había dicho que la disminución en el número de vaquitas marinas y en el tamaño del área en la que se les ha visto en los últimos años justificaba la reducción de la zona de protección que, en teoría, antes abarcaba la mayor parte del Alto Golfo.

Conocida formalmente como la “Zona de Refugio de la Vaquita”, el área comienza alrededor del delta del río Colorado y se extiende hacia el sur pasando por la localidad pesquera de San Felipe y cerca de Puerto Peñasco.

A medida que disminuyó el número de ejemplares a menos de una decena, los científicos y ecologistas decidieron hacer una última defensa en la zona de “cero tolerancia”, un área mucho más pequeña donde se avistaron las últimas vaquitas sobrevivientes.

El número de ejemplares se confirma a través de dispositivos de escucha subacuáticos que grafican los chirridos y chillidos que los animales hacen, incluso cuando los avistamientos son cada vez más inusuales.


---Y LA SEDAR AFIRMA QUE VAN A SALVAR A LA VAQUITA

La Sedar afirma en su comunicado B321 que “el Gobierno de México establece esquemas para determinar cierres de zonas de pesca para proteger a la vaquita marina”, a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

Indica que, en coordinación con las secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la de Marina, aplican acciones de sustentabilidad en las distintas pesquerías para preservar esta especie endémica y el combate al tráfico ilegal de totoaba.

El acuerdo subraya la importancia de respetar la Zona Cero en el Alto Golfo de California con la aplicación de medidas de control –ante la navegación de embarcaciones no autorizadas o acciones de recuperación de redes—, que comprenden el cierre parcial o total a las pesquerías hasta por un mes en la Zona de Refugio de la Vaquita.

Los posibles cierres serán determinados por las secretarías de Agricultura y la del Medio Ambiente, considerando los indicadores señalados en el Acuerdo, que podrán tener una duración desde una semana en un perímetro de tres millas náuticas alrededor de la Zona Cero hasta un mes en la totalidad del Área de Refugio, dependiendo del nivel de incidencia de embarcaciones detectadas y de la recuperación de redes.

Las acciones establecidas detallan el monitoreo de resultados, patrullaje de vigilancia marítima las 24 horas durante todo el año -auxiliándose de radares de superficie, patrullaje de vigilancia aérea y por medios satelitales, vehículos aéreos no tripulados, patrullas de vigilancia terrestre y establecimiento de puestos de control- y acciones de recuperación de redes de enmalle ilegales, perdidas o abandonadas en la zona.

45 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo