• Ambiental News-Miguel Á.

Acuerdan México y EUA un Entendimiento sobre Seguridad, Salud Pública y Comunidades Seguras



+ Surgen compromisos para colaborar en la lucha contra el crimen organizado


Tras la reunión de alto nivel celebrada este viernes, encabezada por el secretario de Estado Antony Blinken y el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, se dio a conocer el Entendimiento Bicentenario sobre Seguridad, Salud Pública y Comunidades Seguras entre México y Estados Unidos, el cual establece un marco integral y de largo plazo que guiará las acciones binacionales en la búsqueda de seguridad, salud y desarrollo para ambas sociedades.

Este Entendimiento incorpora las prioridades de cada país en materia de seguridad, con énfasis en la atención de la violencia a través de una respuesta impulsada por la justicia y el uso de la inteligencia contra el crimen organizado y basada en una cooperación efectiva en materia de aplicación de la ley.

Además, incluye un enfoque de salud pública y desarrollo como parte de una estrategia integral de cooperación.

La visión del entendimiento busca sustentar los esfuerzos conjuntos para proteger a los ciudadanos y hacer que ambas naciones sean más seguras y fuertes, con base en la confianza y el respeto mutuos, con un enfoque particular en la atención a las causas sociales de la violencia y la criminalidad, en particular, a través de impulsar el desarrollo, los programas sociales y la salud pública.

Reafirma, además, un enfoque de responsabilidad compartida para afrontar los retos en materia de seguridad y garantizar un enfoque integral de cooperación. Se busca también transformar la cooperación para proteger mejor la salud y la seguridad de los ciudadanos, promover el desarrollo de las comunidades más vulnerables en ambos países, prevenir que las organizaciones criminales perjudiquen a los ciudadanos, además de perseguir y llevar ante la justicia a los delincuentes, en apego los marcos jurídicos nacionales e internacionales.

En todos los ámbitos, ambos países se comprometen a trabajar conjuntamente para proteger los derechos humanos, compartir información y mejores prácticas, enjuiciar a quienes violen las leyes y evaluar periódicamente el impacto del trabajo conjunto. El Entendimiento Bicentenario para la Seguridad, la Salud Pública y las Comunidades Seguras tiene tres Objetivos Estratégicos: Objetivo I: Proteger a la gente. México y Estados Unidos buscan crear comunidades más seguras, con mejores servicios de salud, que sean sostenibles y beneficien a los ciudadanos de ambos países. • Salud pública: prevenir y reducir el consumo abusivo de sustancias, en paralelo a limitar los daños asociados con la adicción; mejorar el acceso al apoyo para la recuperación y el tratamiento por el abuso en el consumo de sustancias; compartir las mejores prácticas y lecciones aprendidas para comprender mejor los patrones de abuso en el consumo de sustancias; explorar alternativas al encarcelamiento para casos de abuso en el consumo de sustancias. • Apoyar comunidades seguras: reducir la explotación de personas vulnerables por parte de grupos criminales, a través de la educación y oportunidades económicas, y abordar las causas fundamentales de la violencia mientras se promueven los derechos humanos, respondiendo a las necesidades de las víctimas y de las comunidades. • Reducir homicidios y delitos de alto impacto en México, al enfocarse en los actores y facilitadores de la violencia y realizar investigaciones de manera efectiva y consistente; profesionalizar los sistemas de impartición de justicia penal y aplicación de la ley, y expandir el conocimiento para implementar las mejores prácticas para combatir la violencia de género. Objetivo II: Prevenir los delitos transfronterizos. México y Estados Unidos buscan reducir la capacidad de las Organizaciones Criminales Transnacionales (OCT) y prevenir el tráfico de drogas, armas, personas, fauna y flora silvestre, así como la trata de personas. • Modos de transporte y comercio seguros: fortalecer la supervisión y coordinación en los puertos de entrada aéreos, terrestres, marítimos y ferroviarios, así como instalaciones de correo y paquetería; fomentar la gestión colaborativa, eficiente y segura de todos los aspectos de la frontera México-Estados Unidos; mejorar el control de contenedores y la detección de precursores químicos, flujo de dinero en efectivo y productos falsificados; interrumpir el flujo de mercancías facilitado por las actividades delictivas en el ciberespacio, ampliar la capacidad de reglamentación y aplicación para controlar drogas sintéticas y sus precursores. • Reducir el tráfico de armas: aumentar los esfuerzos binacionales para reducir el tráfico ilícito de armas, municiones y artefactos explosivos mediante la expansión de la cooperación en el rastreo, así como la colaboración en investigaciones y en inversiones en tecnología balística. Compartir información para maximizar el impacto de la aplicación de la ley, la investigación y la incautación de armas de fuego, y compartir información con las autoridades correspondientes. • Desmantelar la capacidad de las OCT y sus cadenas de suministro ilícitas: reducir la capacidad de venta de drogas de las OCT y judicializar los casos de corrupción y los delitos relacionados con la OCT, con especial atención a los laboratorios de drogas y los precursores químicos. Desmantelar, decomisar los activos y perseguir las actividades delictivas de las OCT, incluyendo las del ciberespacio. • Reducir el tráfico y la trata de personas: identificar y desmantelar las organizaciones de trata y tráfico de personas, al tiempo que se protegen los derechos humanos y la seguridad de las poblaciones vulnerables; ampliar los plazos de sentencia específicamente para las redes de tráfico y trata de personas. Objetivo III: Perseguir a las redes criminales México y Estados Unidos buscarán desmantelar las redes financieras ilícitas de las OCT y reducir la capacidad de beneficiarse de actividades ilegales, tanto en el ámbito transnacional como en el ciberespacio. Desmantelar el financiamiento de actividades ilegales: aumentar el intercambio de información e inteligencia para combatir el lavado de dinero relacionado con actividades delictivas; identificar, congelar y confiscar activos de actores criminales involucrados en actividades corruptas; acusar, arrestar y extraditar a facilitadores financieros clave. • Reforzar la capacidad de los actores del sector de seguridad y procuración de justicia para investigar y perseguir a la delincuencia organizada: trabajar en conjunto para investigar y perseguir la delincuencia organizada en todas las áreas y en ambos países, mediante la creación de capacidades compartidas y mejorar el sistema de rendición de cuentas; promover la cooperación entre la policía, investigadores, analistas y fiscales; garantizar que los tribunales apoyen a las víctimas y preserven sus derechos humanos y civiles; aumentar la cantidad de personal dedicado a atender los casos de OCT; garantizar sistemas de justicia sólidos y en pleno funcionamiento mediante asociaciones y creación de capacidades. • Incrementar la cooperación sobre extradiciones: aumentar la cooperación bilateral para facilitar la extradición de miembros de OCT y actores relacionados, bajo las leyes de cada nación. El Entendimiento Bicentenario para la consecución de estos Objetivos Estratégicos se regirá por tres compromisos transversales

1.- Proteger los derechos humanos y promover la prosperidad

2.- Intercambio de información

3.- Centrarse en los datos y resultados

Con esta nueva visión se recuperan dos aspectos centrales de la política de seguridad mexicana: por un lado, la idea de que deben atenderse las causas estructurales de la violencia; por otro, el diagnóstico de que la actual política de drogas, basada en el prohibicionismo y la criminalización del usuario no ha sido efectiva.

El nuevo mecanismo de Entendimiento Bicentenario que comprende el Diálogo de Alto Nivel sobre Seguridad (DANS) atiende no solamente las preocupaciones concretas y cotidianas que comparten México y Estados Unidos, sino el interés por resolver, de raíz, las causas de problemas tangenciales al de la seguridad.

Posteriormente, en rueda de prensa, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, aclaró las diferencias con la iniciativa Mérida:


2 vistas0 comentarios