• Ambiental News-Miguel Á.

Avala la ONU el comercio ilegal marroquí contra el pueblo saharaui

Actualizado: abr 30


+ Marruecos comercializa productos del territorio saharaui ocupado, mientras el Consejo

de Seguridad de las Naciones Unidas se niega a reconocer la descolonización

de la República Árabe Saharaui Democrática


El diplomado “La descolonización inconclusa en el Sáhara Occidental” continuó con una sesión dedicada al papel desempeñado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Africana (UA) en el proceso de descolonización y ocupación del territorio saharaui.

Participaron el representante del Frente Polisario ante la ONU, Sidi Mohamed Omar; Senia Bachir, asesora del presidente de la Unión Africana, y Felipe Briones, presidente de la Red Internacional de Juristas por el Sahara Occidental.

Acerca de la ocupación del Sahara Occidental, se mencionó que el proceso de negociación dentro del Consejo de Seguridad de la ONU se paralizó por la oposición de Francia, lo cual impidió cumplir la regla de que toda votación debe ser unánime.

Académicos e investigadores concluyeron que esto es resultado de las alianzas con Marruecos, así como de los intereses sostenidos en la zona del Magreb, predominantemente francófona.

La negativa francesa para una resolución pronta y justa para el pueblo saharaui ha sido suficiente para congelar el conflicto durante tantos años, a pesar de la Misión de la ONU para el Referéndum en el Sahara Occidental, creado en 1991 para vigilar el respeto al derecho de los pueblos a la autodeterminación.

De esta manera, puede concluirse que el Consejo de Seguridad es más un órgano político preocupado por el sostenimiento de órdenes antes que uno encargado de procurar procesos pacíficos, duraderos y justos.

Senia Bachir hizo un recorrido por las contribuciones y desafíos que enfrenta el pueblo saharaui, desde su representación como miembro de pleno derecho de la Unión Africana.

La experta afirmó que, por la violación a los principios básicos de la UA, Marruecos no debió ser aceptado como miembro. Explicó que la crítica no solo tiene que ver con esas violaciones, sino con las afectaciones que ha implicado para un miembro fundador -como la República Árabe Saharaui- y para la misma organización.

El Dr. Felipe Briones analizó la situación de los territorios no autónomos (como el Sáhara Occidental) y el papel de la ONU. Hizo hincapié en la responsabilidad histórica y legal de España al ser la potencia administradora y, por lo tanto, facilitadora de un proceso de descolonización evadido por intereses políticos y económicos de los que poco habla el gobierno español.

Otro punto abordado esta semana en el diplomado fue la explotación ilegal de recursos naturales en el Sahara Occidental.

El Dr. Saleh Lehbib, especialista en geología, identificó la riqueza de algunos recursos del territorio, como los fosfatos, las piedras y otros recursos minerales, así como las limitaciones que tienen que ver con el agua.

El Dr. Ghali Zoubeir, presidente de la Oficina Saharaui de Recursos Naturales, agregó a la discusión el papel de las energías renovables, ya que la región tiene un amplio potencial de energía eólica, así como el de los recursos marítimos, petroleros y agrícolas.

En torno a los recursos pesqueros, señaló que las costas saharauis se encuentran entre las más ricas del mundo, debido a la corriente marítima fría que llega desde las Islas Canarias. Destacó que “en 2018, la Organización para la Agricultura y la Alimentación -FAO- reconoció a Marruecos como poseedor de una gran fauna marina, pero ignoró que 88 por ciento de los peces, moluscos, pulpos y demás especies se capturan en las costas del territorio ocupado. Por lo tanto, son parte de la riqueza del pueblo saharaui”.

Finalmente, el Dr. Erik Haagen, presidente del Observatorio de Recursos Naturales del Sahara Occidental, con sede en Noruega, abordó la comercialización de productos agrícolas, también procedentes de las zonas ocupadas, bajo contratos engañosos (que no señalan el lugar de origen o los registran como marroquíes), lo cual viola los marcos regulatorios internacionales vigentes.


49 vistas0 comentarios