• Ambiental News-Miguel Á.

¡Bienvenido 2022!

Actualizado: 26 de dic de 2021


Por Deborah Buiza

@DeborahBuiza


¡Última semana de 2021! Se termina otro año, lo que sea que eso signifique… Disculpa lo pesimista que suena la frase, pero no sé si te ha pasado que este año “pareció” sólo una extensión de 2020: la contingencia no ha terminado y, después de casi dos años, aparecen no sólo nuevas variantes del bicho, sino que podemos “sentir” el cansancio de estar (y resistir) una situación que se ha prolongado tanto tiempo.

Como sea, aquí estamos, en la última semana del año y tengo dos propuestas para tí (bueno, tal vez sean tres):

1. Hacer una lista de lo que sí pasó. Este “cierre de ciclo” que se da de manera natural puede ser un buen pretexto para hacer un corte de caja y revisar las cosas que fueron benéficas para uno; para registrar lo que “sembramos”, que seguro dará fruto en el futuro, y para anotar lo que tal vez se quedó a medias y necesita seguimiento para el año que entra. Tal vez pasaron algunas cosas negativas y que quisieras olvidar, pero si te centras en las que valieron la pena (y la alegría también), y que tan sólo por ellas valió todo, podría ser un “shot” de energía que cargue la batería para seguir adelante.

2. Hacer un mapa de sueños. Yo era una persona de hacer listas (de hecho, aún lo soy), incluyendo la de propósitos anual, pero algo pasaba que sentía que no funcionaban, hasta que este año descubrí los famosísimos “Visión board” (seguramente tienen mil años y yo ya voy tarde, pero creo que nunca es tarde cuando descubrimos algo bueno para nosotros). Hay muchísima información en la red, tanto en YouTube como en Pinterest, que te llevan de la mano para hacer tu tablero de visión o mapa de sueños. Hay varios modos de hacerlos y, al final, queda algo tan personalizado que dan ganas de ir por el tesoro. Hacer y tener un “mapa del tesoro” te permite tener frente a ti lo que sueñas y te mueve a buscar como conseguirlo.

3. La tercera es la que todo el mundo sugiere y que yo, frenéticamente, hacía hasta que me convertí en mamá. Entonces el ritmo de todo cambió qué es “hacer una limpieza de fin de año”: revisa, ordena, limpia, saca y tira lo que ya no usas: lo roto, lo viejo, lo que en este último año no utilizaste... que quede el espacio que habitas a tu gusto, a tu modo, listo para dar la bienvenida a tu yo de 2022.

Registrar lo positivo, crear un mapa de sueños y procurarte un espacio maravilloso para ti durante la última semana de 2021 puede ser un gran cierre para tener una magnífica apertura de un nuevo ciclo.

En este fin de año te envío un gran abrazo con el deseo de que mi voz te acompañe hoy y siempre.

Y tú, ¿por qué sueños irás en este 2022?

27 vistas0 comentarios