• Ambiental News-Miguel Á.

Cambio climático: responsabilidad de todos

CULTURA IMPAR


El planeta pudo haber superado

ya un punto de inflexión

hacia un calentamiento global

irreversible, con consecuencias

“en cascada” desde Groenlandia

hasta la Gran Barrera de Coral

Markus Rex, jefe de la mayor

expedición científica en el Polo Norte


Por José Manuel Rueda Smithers


Todos los rincones del planeta afrontan cambios que pueden verse ya como irreversibles. Durante poco más de un año, equipos internacionales recogieron datos exhaustivos que proporcionan valiosa información sobre el cambio climático.

La especialista Stefanie Arndt lamentó que “quizás seamos la última generación en poder ver el Ártico con hielo en verano”. Subrayó, que esa banquisa -capa de hielo que aparece por congelación del agua del mar en los océanos Ártico y Antártico- es “un espacio vital importante para los osos polares”.

Varios centenares de expertos y científicos recogieron más de 150 terabytes de datos y más de mil muestras de hielo.

Fueron 389 días de una misión de 140 millones de euros (170 millones de dólares), dirigida conjuntamente por 20 países, que estudió la atmósfera, el océano, la capa de hielo y el ecosistema para reunir datos que permitan evaluar el impacto del cambio climático en la región y en el mundo.

Hace menos de una semana, https://www.ambientalnews.mx/ (miembro de la ANCOP) dio a conocer el informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que señala los incendios y la pérdida de bosques -sumideros de carbono vitales- como una creciente preocupación por lo poco que se alcanza a ver en torno de los problemas ya muy cercanos que va a presentar la realidad del cambio climático y el calentamiento global.

Si no atendemos ahora, el cambio traerá infinidad de problemas en diferentes lugares, los cuales se acrecentarán con un mayor calentamiento. Esto influye en la humedad y la sequedad; en los vientos, la nieve, el hielo y en las áreas costeras. Lluvias más intensas, inundaciones y sequías más pertinaces.

Es común ver las amenazas por el aumento a las temperaturas, los cambios en los patrones de precipitación, las tormentas y el retroceso de los glaciares. La humanidad misma enfrenta ya fuertes amenazas por la acidificación y el calentamiento de las aguas de los océanos y el aumento del nivel del mar.

Textual, https://www.ambientalnews.mx/ informa que “Un nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático demuestra que las emisiones de gases de efecto invernadero de las actividades humanas son responsables de un calentamiento del planeta en un 1.1 grados Celsius desde el periodo 1850-1900 hasta la actualidad”.

Y entonces, recurriendo a los llamados que se hacen desde las propias Naciones Unidas, los científicos coinciden en que el clima está cambiando en todos los rincones del planeta a una escala sin precedentes. Algunos de esos cambios serán irreversibles por miles y cientos de miles de años.

El informe es un código rojo para la humanidad. Las señales de alarma son ensordecedoras y las pruebas, irrefutables.

Sin embargo, aún hay tiempo para no minimizar y, al menos, controlar el impacto.

Si hacemos cuentas, son ya más de 28 años de que, desde diversos foros, se advierte -con datos duros- sobre el clima cambiante y sus consecuencias… Y nosotros sólo observamos cómo el calentamiento aumenta con todos los desastres encima. Lluvias y sequias extremas, incendios, sube el nivel del mar y, entre otras cosas, una temporada récord de huracanes en el Caribe.

La pandemia de COVID-19 exacerbó aún más el hambre, la pobreza y el desplazamiento que causa el cambio climático, en un año que hizo estremecer al planeta.

Nos quedamos sin tiempo para evitar que la temperatura global permanezca por debajo de los 2 grados centígrados, aunque pocos, muy pocos, entiendan lo que eso representa.

António Guterres, el secretario general de la ONU, explicó que las soluciones son claras: "Las economías inclusivas y verdes, la prosperidad y un aire más limpio, junto con una mejor salud, son posibles para todos si respondemos a esta crisis con solidaridad y valor".

Según cálculos, las reducciones energéticas pueden tener beneficios rápidamente para la calidad del aire, pero puede tomar entre 20 y 30 años para que las temperaturas de la Tierra se estabilicen.

¿Qué podemos hacer los ciudadanos comunes? Ser conscientes y educarnos en torno de todo esto.

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo