• Ambiental News-Miguel Á.

Celebran el bicentenario de Dostoievski


Por María Esther Beltrán Martínez

Fotos: J.Carlos Santana


Málaga, España. - El 11 de noviembre se celebra el bicentenario del nacimiento del escritor Fiódor Dostoievski (1821-1881), uno de los más grandes escritores rusos y gran amante del arte, asunto al que dedicó numerosos artículos y le llevó a mantener amistad con muchos pintores.

La Colección del Museo Ruso presenta una exposición de 16 lienzos y cuatro esculturas procedentes del Palacio de Ingenieros, uno de los edificios que pertenecen al Museo Estatal Ruso de San Petersburgo. La imagen del escritor ruso fue reproducida por pintores y artistas gráficos y se conservan numerosas fotografías que le fueron tomadas.

La exposición que se presenta en la colección del museo reúne retratos de Dostoievski; además de la máscara funeraria, realizada por un escultor desconocido. En estas obras se puede apreciar cómo la mayoría de los artistas plásticos muestran en sus creaciones el dramatismo que el escritor reflejaba en sus obras literarias.

Además, se seleccionó una serie de trabajos, entre los que destacan dibujos de su rostro, las estancias donde creaba sus novelas y cuentos, además de ilustraciones de sus obras, así como el nexo que une al escritor con el museo ruso.

“Entre la enorme cantidad de obras disponibles, para esta exposición seleccionamos una docena de dibujos de varios artistas. Algunos se limitan a ofrecer, mediante diáfanas siluetas, los detalles de los interiores donde se mueven los personajes, como es el caso de Mark Kliachko y la serie "El sueño de un hombre ridículo", creada en la década de 1960.

Otros, como Aleksandra Korsakova (Rudovich), consiguen transmitir la atmósfera inquietante de una novela como "Los hermanos Karamázov" por medio de la suave huella que la sanguina amarilla deja en el papel. En los primeros años de la década de 1970, Vitali Goriaev, uno de los más fieles admiradores de Dostoievski, ilustró muchas de sus obras, pero ninguna de ellas centró más su atención que "El idiota”, explican los responsables de la exposición.

Goryaev, como otros ilustradores de Dostoievski, no se ocupa de los pormenores de la historia narrada en el libro. Las escenas donde aparecen Nastasia Filíppovna o el príncipe Myshkin son representadas a modo de sueños o apariciones, como persiguiendo que quien las contemple estuviera escuchando el texto y, en su imaginación, fueran surgiendo las imágenes creadas por el sombreado del lápiz.

Los textos de Dostoievski han sido objeto de gran número de ilustraciones a lo largo de los años. Al seleccionar una pequeña parte y mostrarlas junto a los retratos del escritor, el Museo Ruso quiere que el genial novelista, que tanto aportó a la cultura universal, reviva en la memoria de quienes visiten la Tabacalera de Málaga.

0 vistas0 comentarios