• Ambiental News-Miguel Á.

Confirman la suspensión provisional de nuevas obras del Tren Maya en Yucatán


Confirmó un juzgado este lunes 8 de febrero la suspensión provisional para las nuevas obras del Tren Maya en el estado de Yucatán, fallo que favorece a grupos originarios que se oponen al megaproyecto de la llamada Cuarta Transformación (4T).

El Tribunal Colegiado en Materias de Trabajo y Administrativa, con sede en Yucatán, declaró “infundado” el recurso de queja presentado por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), responsable del proyecto, en contra del freno de las obras que ganaron las asociaciones el 20 de enero.

Las magistradas del tribunal validaron el avance de la queja 21/2021, con la que una jueza federal concedió la suspensión provisional a pobladores de los municipios de Chocholá, Mérida e Izamal, que promovieron el amparo contra la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y Fonatur.

"Con la ejecución del referido proyecto se podría causar un impacto significatiivo en el medio ambiente, por toda la pérdida de cobertura vegetal, así como el desplazamiento en la flora y fauna, lo cual de ejecutarse sería irreversible", señala el fallo publicado el lunes. El fallo sólo afecta a obras nuevas.

El Tren Maya es una de las obras prioritarias del presidente Andrés Manuel López Obrador, con una inversión de 6 mil 294 millones de dólares, recorrerá cerca de mil 554 kilómetros en los estados del Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Desde antes del arranque de las obras, en junio pasado, algunos organizaciones civiles han presentado recursos legales, como el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), Kanan Derechos Humanos y Múuch’ Xiinbal, responsables del amparo en Yucatán.

“Opuesto al desarrollo económico está la protección de las personas en todas sus manifestaciones y derechos, incluyendo a un medio ambiente sano y no únicamente económico”, concedió la jueza.

Este recurso es provisional en lo que se determina una suspensión definitiva y se resuelve el juicio de amparo a fondo.

Por ahora, solo afecta a obras nuevas del estado de Yucatán, aunque en diciembre comunidades originarias también obtuvieron un recurso legal para frenar construcciones del segundo tramo, que va de Escárcega a Calkiní, en Campeche.

Las asociaciones han denunciado que las consultas públicas que hizo el Gobierno se hicieron cuando todavía no existía una manifestación de impacto ambiental.

La jueza consideró que seguir con la obra “afectaría también, de manera irreparable, el derecho a la información y una participación efectiva que adujeron los quejosos”.

13 vistas0 comentarios