• Ambiental News-Miguel Á.

De generosidad y otros temas


En México existen miles de especialistas connotados que tienen mucho que ofrecer en espacios plurales que permitan transmitir a todas y todos, algo de todo el conocimiento adquirido a lo largo de sus estudios y experiencia profesional.

En efecto, a lo largo de la vida, las personas van acumulando experiencia que en conjunto con los estudios realizados o la actividad en la que se desarrollan, constituyen una fuente de conocimiento que no todos están dispuestos a compartir.

Compartir conocimiento es un acto de generosidad y algo que aprendí de un abogado que fue fundamental en mi formación profesional, es que hay una diferencia enorme entre caridad y generosidad.

La caridad se da por regla general a los desposeídos, a los que necesitan algo en particular y casi siempre, quien es caritativo, da lo estrictamente necesario. Por su parte, la generosidad no se tiene con las personas que les hace falta algo, en todo caso, la generosidad surge cuando tenemos algo que decidimos compartirlo inclusive a las personas que no necesitan algo en particular. También es conveniente señalar que las personas suelen compartir las cosas que han aprendido a lo largo de la vida, sea por instrucción o por experiencia o por las dos.

Es el caso que una persona que ha aprendido algo en los pocos o muchos años que ha vivido y que decide compartirlo genera un acto de generosidad porque enriquece a todo aquel que lo escucha y que aprende de él, algo nuevo o bien otro enfoque de un problema en particular, cierto es que nadie tenemos la verdad absoluta y que esto mismo que he escrito estaría sujeto a debate como una fortaleza a partir de las ideas.

Poco ayuda aprender y no compartir ese aprendizaje.

Una de las experiencias que he aprendido a lo largo de la pandemia que estamos viviendo aún, es que todas y todos necesitamos de los demás, por mínimo que sea, quizá de compañía, un abrazo, una palabra de aliento, una llamada o un mensaje tan solo. He aprendido que es bueno practicar la caridad cuando así lo amerita, porque hay ocasiones en que podemos estar del lado en que necesitamos algo y se agradecerá a quien con caridad ofrezca esa carencia, nadie en el mundo estamos exentos. Sin embargo, la generosidad retribuye a manos llenas porque no hay distinción de tiempo, ni de espacio, aquel que es generoso está dispuesto siempre a compartir lo que sabe por supuesto entendiendo que hay aspectos técnicos, profesionales o de supervivencia que al haberlos aprendido o dedicarnos a eso, no están sujetos a ser brindados con generosidad y sin retribución.

La generosidad es un acto que ennoblece a las personas, porque genera una distinción de respeto, de dar por el hecho de entender que el rol que jugamos en nuestra vida va mucho mas allá que considerarnos únicos e irrepetibles. Todos y todas tenemos algo que ofrecer, no todos están dispuestos ni disponen de tiempo para ofrecerlo, si todas y todos tuviéramos tiempo de compartir nuestros conocimientos, este mundo sería otro.

Mi reconocimiento a mis amigas y amigos que con generosidad han decidido sumarse a un esfuerzo que consiste en poner a disposición de las y los demás, sus conocimientos adquiridos para que todas y todos estemos en posibilidades de entenderlo. Muchas ocasiones sucede que cuando un especialista explica algo desde la perspectiva de lo que ha aprendido, no se da cuenta que una gran mayoría no ha tenido acceso a conocer lo específico de su experiencia y se trate de un artículo, un análisis, un estudio, un conversatorio en las redes, una conferencia, un libro o cualquier fuente de conocimiento, en tanto las experiencias profesionales sean muy específicas, las personas que serán destinatarias de un acto de generosidad al compartir ese conocimiento, serán menos, por ello tengo la firme convicción de que en tanto sean mas los especialistas que expresen libremente sus puntos de vista, con un lenguaje claro y sencillo será mayor el interés de las personas y mayor el conocimiento en beneficio de todas y todos.

Aprecio las atenciones especialmente de las funcionarias y funcionarios que han participado en este esfuerzo, dado que hay un especial interés en dar a conocer a la ciudadanía sus responsabilidades y cómo las ejercen.

Y si de gratitud se trata, por supuesto mi especial reconocimiento a todas y todos los que hasta el día de hoy, con sus conocimientos y experiencia han generado espacios de comunicación, un esfuerzo de muchas voluntades que coincidimos a lo largo de mas de un mes de trabajo con el único interés de darle visibilidad a temas, problemas, soluciones, responsabilidades y tareas que se desarrollan por parte de ciudadanos como tu o como yo, maestros, artistas, médicos, antropólogos, ingenieros, abogados, contadores, doctores, filósofos, internacionalistas, politólogos, grupos de la sociedad, autoridades electorales, diputados, senadores, partidos políticos y lo más relevante, con total apertura a las ideas.

Mi agradecimiento también a RENACEDI y a su presidenta, Claudia Espino por su generosidad conmigo y su compromiso democrático.

Como sociedad mexicana, requerimos de actos de generosidad de todas y todos los que saben mas que nosotros, porque así aprendemos a valorar el entorno que nos rodea, nos convertimos en mejores personas y estamos en mejores condiciones de enfrentar la supervivencia en tiempos de pandemia.


Mtro. Antonio Horacio Gamboa Chabbán

Director General de Evidens, S.C.

Conductor de Expedientes en Red

Presidente del Colegio de Abogados de América Latina COTAL, A.C.

antonio.gamboa@evidensmexico.com

28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo