• Ambiental News-Miguel Á.

Disminuiría el calentamiento global en 0.2 grados Celsius después de la Cumbre Climática de EUA


+ El alza de la temperatura global proyectada de las promesas del Acuerdo de París cae

a 2.4 grados después de la Cumbre Climática de Estados Unidos: Climate Action Tracker


Los anuncios gubernamentales de nuevos objetivos climáticos han reducido el calentamiento proyectado para finales de siglo en 0,2 grados Celsius, y el calentamiento proyectado por las promesas del Acuerdo de París ahora es de 2.4 grados Celsius, según un nuevo análisis del Climate Action Tracker (CAT).

El calentamiento proyectado desde el “escenario optimista” que asume la implementación completa de todos los objetivos netos cero se redujo a 2.0 grados Celsius. Si bien el número de países que adoptan o consideran objetivos netos cero aumentó a 131, que emiten el 73 por ciento de las emisiones globales de Gases de Efecto Invernadero (GEI), son los objetivos actualizados del Acuerdo de París para 2030, en lugar de los países adicionales, los que más contribuyen a la disminución de las emisiones proyectadas.

"El Acuerdo de París está impulsando el cambio, motivando a los gobiernos a adoptar objetivos más estrictos, pero aún queda mucho camino por recorrer, especialmente porque la mayoría de los gobiernos aún no cuenta con políticas para cumplir sus promesas", dijo Bill Hare, director de Climate Analytics, una de las organizaciones socias de CAT.

"La estimación de calentamiento a partir de las políticas actuales es de 2.9 grados Celsius, todavía casi el doble de lo que debería ser, y los gobiernos deben intensificar urgentemente sus acciones":

Los mayores contribuyentes a la caída en el calentamiento proyectado son los Estados Unidos, la Unión Europea, China y Japón, aunque estos dos últimos aún no presentan formalmente un nuevo objetivo para 2030 a la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC).

Canadá anunció un nuevo objetivo; Sudáfrica incrementó sus metas tras una consulta pública; Argentina anunció un mayor fortalecimiento del objetivo presentado en diciembre pasado, y el Reino Unido dio a conocer un objetivo más fuerte para 2035.

Los líderes de India, Indonesia, México, Rusia, Arabia Saudita y Turquía hablaron en la cumbre climática de Estados Unidos, pero ninguno anunció Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC) más ambiciosas.

Corea del Sur, Nueva Zelanda, Bután y Bangladesh se comprometieron a presentar NDC más fuertes este año. Australia se comprometió vagamente a alcanzar el cero neto en una fecha no especificada, pero no actualizó su meta para 2030. Brasil adelantó su objetivo de neutralidad climática, pero cambió su línea de base, lo que debilitó su objetivo para 2030.

Poco más del 40 por ciento de los países que ratificaron el Acuerdo de París, que representan casi la mitad de las emisiones mundiales y aproximadamente un tercio de la población mundial, han presentado NDC actualizadas.

Los cálculos finales del CAT sobre la brecha de emisiones de 2030 entre las promesas de París y una vía de 1.5 grados Celsius muestran que se ha reducido entre 11 y 14 por ciento.

“La ola hacia cero emisiones netas de gases de efecto invernadero es imparable. Las intenciones a largo plazo son buenas, pero sólo si todos los gobiernos pasan al modo de emergencia y proponen e implementan más acciones a corto plazo, las emisiones globales aún se pueden reducir a la mitad en los próximos 10 años como requiere el Acuerdo de París”, afirmó Niklas Höhne, de New Climate Institute, el segundo socio de CAT.

El CAT estableció las medidas clave que los gobiernos deben tomar para llevar las emisiones a una vía de 1.5 grados Celsius.

Si bien los sectores de la electricidad renovable y los vehículos eléctricos son muy prometedores, y la tecnología está ahí, el desarrollo de nuevas tecnologías para los sectores de la industria y la construcción es demasiado lento.

Contrariamente al Acuerdo de París están los planes persistentes de algunos gobiernos para construir nueva infraestructura, como centrales eléctricas de carbón, el aumento de la absorción de gas natural como fuente de electricidad y una tendencia hacia vehículos personales más grandes y menos eficientes en algunos países.

18 vistas0 comentarios