• Ambiental News-Miguel Á.

El control de la pandemia


A lo largo de los últimos meses, nos hemos dado cuenta que vivir con la pandemia, es la nueva normalidad, no se irá milagrosamente ni se va a detener con estampas o crucifijos, la enfermedad es una realidad que una vez en el organismo, en muchos casos se hace presente, en algunos ataca y genera consecuencias adversas al funcionamiento regular del organismo, y en otras mas, lo destruye, no importa la religión, ni el sexo, ni la edad, ni la condición social.

En nuestro país, fundamentalmente hay dos versiones, se ha dicho por parte del Gobierno Mexicano que hemos logrado domar la pandemia y diversas voces de la sociedad civil, inclusive algunos expertos calificados, señalan lo contrario, procuraré explicar desde mi óptica el problema.

A todos los que hemos estado en contacto directo o indirecto con el padecimiento, ya sea por haberse hecho presente en nosotros, en nuestra familia o amigos, nos damos cuenta de que la presencia de síntomas, alerta a la realización de pruebas. Nada mas complejo que esto, dado que la presencia de algunos síntomas puede ser de manera muy leve, alguna señal de que la persona tiene un padecimiento como puede ser una gripa, malestares estomacales, entre otros muchos.

En primer lugar, lograr que ante algunos síntomas en un centro de salud nos realicen la prueba, es una historia que merece un comentario particular, dado que la mayoría de los centros de salud en el país, requieren que el “paciente” se encuentre en estado crítico, con síntomas de falta de respiración o algunos otros que sean alarmantes para el estado general de salud de la persona, para acceder a programar una fecha para la prueba, esto último por supuesto sin costo para el paciente. La realidad es que si se pretende conocer con mayor rapidez si los síntomas corresponden al COVID19, se debe pagar para que en algún laboratorio se realice la prueba.

Es cierto que hay camas disponibles en algunos lugares del país, no en todos, precisamente la disponibilidad responde a que es verdaderamente complejo tener acceso a que un centro de salud le de atención a un paciente con síntomas de COVID19, muchas de las personas que llegan en condición crítica, no se han realizado la prueba y por supuesto que el tiempo que pasa entre la realización de la prueba, la entrega de resultados y en un 40% un desenlace fatal, no da oportunidad a que los médicos ajustándose a la verdad, hagan constar ante un fallecimiento que se trató de COVID19.

En el mejor de los casos, simplemente se hace mención en el certificado de defunción que la causa de la muerte fue una neumonía atípica, posible COVID19 y esa posibilidad no genera certeza y por supuesto no se contabiliza para la estadística estatal ni nacional.

Hay algunos centros de salud en el país que se encuentran saturados, porque además de la atención del padecimiento del COVID19, por supuesto siguen brindando atención a otros padecimientos digestivos, coronarios, en fin, poca capacidad de respuesta tienen ante la emergencia de casos de coronavirus e inclusive así lo externan, lo que si abunda en las afueras de todos los centros de salud y hospitales, es el desfile de carrozas fúnebres trabajando e inclusive haciéndose cargo de ofrecer sus servicios, lo cual es poco menos que aterrador.

¿Qué estamos haciendo desde la sociedad civil? Muchas personas han estado saliendo a trabajar, a ganarse la vida porque no hay alternativa, no gozan de prestaciones, su actividad es en la informalidad y si no venden en algún mercado o en la calle, no hay alternativas para comer, este fenómeno sucede en todo México, los créditos a la palabra, digamos que son un dinero extra que en este momento funciona, pero no soluciona, los gastos de una familia promedio en México son muy superiores dado los precios de bienes y servicios, de artículos de primera necesidad y lo que hace 2 años costaba 50 pesos en el supermercado, ahora ya está etiquetado en 85 pesos, lo cual potencializa el nivel de gasto de una familia a niveles que requieren ingresos permanentes.

En el contexto educativo, el reciente anuncio de la disponibilidad de clases a través de canales de televisión y estaciones de radio, lo que genera es la sensación de que durante mucho tiempo mas, el Gobierno Federal está considerando que no habrá condiciones para regresar de manera presencial a las aulas por efectos de la pandemia, esto sin considerar que las madres y padres de familia, no tienen condiciones para mantener a sus hijas e hijos en total aprovechamiento de su aprendizaje.

Esto también demuestra que el grado de penetración de los servicios de internet en nuestro país, nos mantienen en la necesidad de recurrir a medios tradicionales de comunicación, esto último debería revisarlo la autoridad electoral de frente a las campañas políticas en Hidalgo y Coahuila, con una jornada comicial a celebrarse el 18 de octubre, que en sus campañas políticas no tendrán las mejores condiciones para que las candidatas y candidatos tengan una penetración social adecuada con sus propuestas y les quedará el espectro radioeléctrico con sus grandes limitaciones por efectos del alcance de las señales que se ve afectada por diversos motivos físicos, técnicos y algunos otros temas inherentes a la capacidad de transmisión como los bloqueos de señal, por ejemplo. La gran prueba electoral será el grado de participación ciudadana.

Algo continuamos haciéndolo igual que como lo hicimos al principio de la crisis de salud, que no se mejora el escenario para abordar el regreso de la actividad económica, poco a poco el país se apagó y continua en stand by. El trabajo desde casa es sólo para los mas privilegiados y muchas personas continúan esperando que la vida regrese a una normalidad que se fue para no regresar, la nueva normalidad por lo menos en mucho tiempo será vivir con la pandemia.

Los millones de personas que están consideradas por el CONEVAL en condiciones de pobreza de acuerdo con su última valoración del tema, identifican al mexicano promedio que dejó de pagar rentas, tarjetas de crédito y compromisos diversos porque no contaba con ahorros para liquidarlas, que ha dejado de consumir bienes y servicios, porque el salario que se percibía fue disminuido y no alcanzó para vivir.

Algo debemos hacer diferente para solucionar nuestra problemática, porque la nueva normalidad es la pandemia en nuestras vidas, por lo que, debemos buscar un mecanismo eficaz para identificar a las personas contagiadas, aislarlas, el indispensable uso del cubrebocas, la distancia social y sobre todo, debemos asumir la responsabilidad de que si nos rebasa la pandemia como personas, así como han sido rebasados Gobiernos en todo el mundo, estaremos a la deriva, con la “esperanza” de que algún día, la pandemia se vaya.

Mtro. Antonio Horacio Gamboa Chabbán

Director General de Evidens, S. C.

Presidente del Colegio de Abogados de América Latina (COTAL), A. C.

antonio.gamboa@evidensmexico.com

18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Suscribete aquí

  • YouTube
  • Icono social Instagram
  • Icono social Tumblr
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social

Visita también:

WhatsApp Image 2020-05-05 at 11.26.48 PM
WhatsApp Image 2020-05-06 at 3.17.50 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 1.53.33 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.16.37 AM
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.11.33 AM
definitivologo.png
Logo finalPNG.png

© 2020 Miguel Ángel de Alba. Todos Los Derechos Reservados.