• Ambiental News-Miguel Á.

El mundo necesita una rápida transición a la energía sostenible


Instalación eólica.Crédito: Welcomia


+ La energía está en el centro de la emergencia del cambio climático

y debe estar en el centro de su solución, afirma Patricia Espinosa


Patricia Espinosa, secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), subrayó hoy la importancia fundamental de una rápida transición a la energía sostenible para hacer frente a la crisis climática mundial.

A la vez que establecía los principales resultados esperados de la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP26, que se celebrará a finales de este año en Glasgow, Escocia, Reino Unido, la funcionaria de alto nivel explicó que “según el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), aproximadamente dos tercios de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero pueden atribuirse al dióxido de carbono (CO2) procedente de la combustión de combustibles fósiles y de los procesos industriales”.

"La energía está en el centro de la emergencia del cambio climático y debe estar en el centro de su solución. Una transición rápida y amplia hacia la energía renovable será esencial para lograr los objetivos de reducción de las emisiones establecidos en el Acuerdo de París", añadió.

La principal responsable de las Naciones Unidas sobre el cambio climático habló hoy en una reunión ministerial sobre planificación y aplicación de la energía, que forma parte de la 11ª Asamblea de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA).

El informe de la IRENA sobre la Perspectiva Mundial de las Energías Renovables señala el potencial de que las emisiones caigan hasta en 70 por ciento del nivel actual durante las próximas tres décadas, e incluso que lleguen a cero emisiones netas para el año 2060 a más tardar.

El informe también muestra que la inversión en un sistema energético adecuado para el siglo XXI podría impulsar hasta 42 millones de puestos de trabajo en el sector de las energías renovables hacia 2050.

La COP26 es una oportunidad clave para el progreso

Espinosa subrayó ante los ministros la importancia de garantizar el éxito de la COP26, y reiteró la gran oportunidad que se presenta este año para hacer frente a la crisis climática mediante una recuperación económica más verde.

Al tiempo que afirmó que la comunidad mundial necesita progresar en numerosas áreas a lo largo del año y durante las negociaciones de la COP26, destacó cinco puntos clave en los que se debe avanzar:

  • Los países deben cumplir los compromisos anteriores a 2020 contraídos en la última década.

  • Deben concluirse las negociaciones sobre la aplicación del Acuerdo de París, lo que dará lugar a un acuerdo equilibrado.

  • Los países deben cumplir sus compromisos financieros.

  • Necesitamos ver una determinación política clara e inequívoca para aumentar la ambición climática.

  • Necesitamos un compromiso más positivo de los observadores y de las iniciativas impulsadas por las partes interesadas que no son Estados.

"La coexistencia de la pandemia por COVID-19 y la emergencia climática es un desafío formidable, pero también una oportunidad única para configurar el futuro. Lo que hagamos o dejemos de hacer en los próximos meses será decisivo para nuestro éxito a la hora de afrontar ese doble desafío", advirtió Patricia Espinosa.

Importancia de las NDC revisadas y actualizadas

Espinosa destacó que los planes de acción sobre el clima de los países, conocidos como contribuciones determinadas a nivel nacional, o NDC por sus siglas en inglés, son los mejores instrumentos para convertir las promesas sobre el clima en programas concretos y la ambición en acción.

De las 189 Partes que han ratificado el Acuerdo de París, el 90 por ciento mencionaron las energías renovables y aproximadamente el 70 por ciento incluyeron objetivos energéticos cuantificables en sus NDC, lo que según Espinosa es "una base sólida sobre la cual construir una mayor ambición".

Subrayó la importancia central de las NDC revisadas y actualizadas de los países, que deben presentarse antes de finales de año, como medio para traducir esta ambición en medidas climáticas.

Acogió con satisfacción el papel de la IRENA en la transición energética y los NDC, ya que la organización está ayudando a muchos países de todo el mundo a ampliar la energía renovable, incluidos 17 de los países menos adelantados del mundo y 20 pequeños Estados insulares.

25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo