• Ambiental News-Miguel Á.

El traje típico “chetumaleña” fue diseñado por Ramón Valdiosera, el modisto más relevante de México



Por Fernando Castro Borges

La moda caracteriza sociedades.

Ramón Valdiosera


Es común pensar que Quintana Roo no tiene un traje típico o distintivo. Nada más alejado de la realidad. Cuenta con la vestimenta de “chetumaleña”, el cual fue confeccionado en 1959 a solicitud del gobernador del Territorio, Aarón Merino Fernández, con la intención de alardear de un atuendo representativo durante una cena de gala ofrecida al presidente Adolfo López Mateos.

El reconocido diseñador Ramón Valdiosera fue el encargado de hacer tan importante trabajo de confección. El laureado modisto veracruzano, a quien se atribuye la invención del “rosa mexicano” en la moda, primeramente centró sus esfuerzos en investigar, hacerse de los conocimiento necesarios sobre las costumbres regionales, para plasmar en su obra los antecedentes de la cultura maya.

Valdiosera, considerado Padre de la Moda Mexicana, presentó su diseño en una túnica en lino, que llega por debajo de las rodillas, color crudo (asemejando al yute), adornada con un perfil de grecas que se relaciona con la fertilidad, acompañado de una capa que cae sobre los hombros.

En 1976, ya como Estado Libre y Soberano, y casi dos décadas después de haber presentado de manera oficial el traje típico de Quintana Roo, se modificó para adecuarlo a los tiempos: la túnica se amplió hasta el suelo, apareció una capa menos larga, en cuyo borde inferior se observan grecas triangulares y canoas, que representan la navegación de los mayas en el Mar Caribe. Lo más destacado de la versión es el centro del pectoral, que luce los mascarones de Kohunlich.

Esta prenda tan representativa, tan identificada con el sur del estado, ha obtenido reconocimientos nacionales. Quizá el más destacado fue en 1978, cuando Rosa María Peraza González, representante estatal en el concurso "Señorita México", portó con orgullo el traje de “chetumaleña”, donde aparece el mascarón de Kohunlich bordado en lentejuela y chaquira, al que se agregó un tocado de flores naturales. El diseño fue reconocido con el premio al mejor traje regional.

Es un vestido que, desde su creación, fue confeccionado para que el quintanarroense se sienta orgulloso e identificado con su pasado.

Ramón Valdiosera, captó la esencia del Caribe mexicano y resaltó la importancia de la identidad maya, al utilizar los colores y texturas propias de la cultura del sureste mexicano.

513 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo