• Ambiental News-Miguel Á.

El Trash Art es crear a partir de reutilizar desechos industriales que dañan al planeta


El lamentable impacto medioambiental provocado por desechos humanos (basura) debería ser una inquietud preponderante de ciudadanos, gobiernos, empresas y organizaciones, con el objetivo de paliar los daños a los ecosistemas y a la Tierra. En ese entendido, todo orden social que se precie por el bien común, tiene que establecer urgentes investigaciones que brinden iniciativas en favor de una armonía que ampare a los gobiernos para establecer normas convenientes a corto y largo plazo y en donde se logre alto grado de coherencia en el desarrollo social en todas las actividades legales y legítimas que, dicho sea de paso, no son necesariamente significantes contrapuestas, pero que sí vienen a representar puntos de vista heterogéneos en relación con el Estado de Derecho. Así, lo legal se explica para ejecutar los ajustes necesarios de una determinada conducta. Ahora que si una conducta —en el ámbito que sea— no se adapta a lo prescrito en las normas sociales que debemos seguir para tener una mejor convivencia, se dice que esa conducta está en contra de la leyes.

Asumiendo una idea clara de lo que se requiere y se debe hacer en el sentido profundo de nuestra responsabilidad ¿es posible un equilibrio entre optimización del beneficio social, industrial y gubernamental para el imperioso sostenimiento de los ecosistemas? ¿se podría hacer más en pro del bien común con la transformación de tecnologías verdes? ¿pueden las estrategias basadas en la innovación verde y la gestión medioambiental ofrecer rentabilidad a empresarios y gobiernos?

Sin duda es un tema de coyuntura y de gran prerrogativa para la sociedades, ya que somos los propios consumidores quienes cada vez más exigimos a las empresas y a las instituciones de gobiernos, medidas que permitan conciliar este equilibrio entre producción y sostenibilidad humana, así como en los entornos naturales. Tan sólo un par de datos: Global E-Waste Monitor 2020 de la Naciones Unidas señaló que en el 2019 arrojamos 53,6 millones de toneladas de basura electrónica, y el informe del Banco Mundial titulado What a Waste 2.0: A Global Snapshot of Solid Waste Management to 2050 (Que desperdicio 2.0: Un panorama mundial de la gestión de desechos sólidos hasta 2050) si no se adoptan medidas urgentes, para mediados del siglo XXI, los desechos crecerán un 70 por ciento con respecto a los actuales. Los países de ingreso alto, si bien representan el 16 por ciento de la población mundial, generan más de un tercio (34 por ciento) de los desechos del mundo. La región de Asia oriental y el Pacífico genera casi un cuarto (23 por ciento) del total. Asimismo, se espera que para el 2050 la generación de desechos en las regiones de África al sur del Sahara y Asia meridional se triplique y se duplique con creces, respectivamente.

Un enfoque de innovación implica compartir nuestro conocimiento y capacidades para pasar de la mentalidad del «yo» al de «nosotros» lo que implica pensar en las necesidades de los ecosistemas y de nuestro prójimo. Con tan significativo argumento, las expresiones artísticas tienen en Tim Noble, Sue Webdter, Francisco de Pájaro y Tom Deininger, entre otros, a creadores que se comprometen a reutilizar los desperdicios y convertirlos en propuestas estéticas, de tal manera que no sólo demuestran que la creatividad y el ingenio se pueden valer incluso de los residuos industriales, sino que además, componen piezas con un alto valor de denuncia social asociado a la violencia que caracteriza la vida en sociedad, la brutalidad misma que supone el consumismo desenfrenado y el inmoral manejo de desechos contaminantes que generan miles de industrias.

Así, el término de Trash Art apela a la generación de esculturas, pinturas, performance o piezas a partir de objetos o materiales de desecho sin ocultar su origen. Son notables creadores que a partir de hacer conciencia han demostrado que puede surgir belleza y a la vez contundente denuncia utilizando basura. La tendencia adquiere seguidores, sobre todo entre las nuevas generaciones y profesionales de las bellas artes.

Por lo anterior, el Trash Art sigue ganando espacio en las galerías especializadas y museos, asombrando al público asistente y probando que la vocación y la necesidad de expresarse, a menudo va más allá de las posibilidades económicas que puedan tener, o no, los creadores. Con cartón, plástico, metales, papel, vidrio, láminas, aluminio, redes, latas, botellas… y mucho ingenio, han honrado a las expresiones artísticas.

Suscribete aquí

  • YouTube
  • Icono social Instagram
  • Icono social Tumblr
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social

Visita también:

WhatsApp Image 2020-05-05 at 11.26.48 PM
WhatsApp Image 2020-05-06 at 3.17.50 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 1.53.33 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.16.37 AM
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.11.33 AM
definitivologo.png
Logo finalPNG.png

© 2020 Miguel Ángel de Alba. Todos Los Derechos Reservados.