• Ambiental News-Miguel Á.

Espera que desespera con esperanza


¡Qué hay de nuevo… Viejo!


Por Araceli Mendoza

Hace 27 años murió un médico que decidió no patentar su vacuna, para que las empresas farmacéuticas pudieran producirla y ofrecerla a todos los niños del mundo: Albert Bruce Sabin, nacido en 1906, en Bialystok.

Sabin, médico y virólogo judío, conocido por descubrir la vacuna contra la poliomielitis, renunció al dinero de la patente, lo que permitió aplicarla a todos, incluidos los pobres.

Entre 1959 y 1961, millones de niños en los países del este, Asia y Europa, fueron vacunados la vacuna contra la polio y se detuvo la epidemia.

Él dijo: “Muchos insistieron en patentar la vacuna pero yo no quería. Es mi regalo para todos los niños del mundo”.

El doctor Sabin desarrollo una vacuna oral que se suministraba a los niños en un terrón de azúcar. Comenzó a utilizarse en 1957. El virus se transmite por vía fecal-oral de persona a persona, motivo por el cual en zonas de bajos recursos y malas condiciones higiénicas se distribuye espontáneamente.

La administración de vacuna es oral, en forma de gotas, por lo cual es sencilla la cobertura de la población expuesta (niños de hasta 6 años de edad) y a bajo costo. (https://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Bruce_Sabin - Consultado el 270221 a las 11:30 horas)

¿Por qué las personas, la sociedad, las naciones perdieron la brújula de ser mas éticos, en todos los sentidos, y menos materialistas? El rezago de vacunas prolongaría la pandemia, sobre todo en los países pobres.

Con la postura de quienes han fabricado las vacunas para erradicar la COVID-19, vemos cómo el virus se burla mutando y creando variantes, para demostrar que quien manda es él.

No compartir el activo para que los países fabriquen la vacuna hará que se piense en una “poda” humana, que generará más problemas que soluciones.

En la carrera por vacunar al mundo contra la COVID-19, los países en desarrollo van peligrosamente rezagados, al tiempo que las variantes del virus dificultan seguirle el paso, una situación que podría implicar por lo menos otro año de penurias humanitarias y económicas para las naciones pobres.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) exhorta a los países ricos a compartir sus vacunas, una vez inoculadas sus poblaciones más vulnerables.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anticipa un daño económico más profundo y persistente en el mundo en desarrollo, sobre todo en las naciones que dependen mayormente del turismo o de las exportaciones petroleras.

Un estudio reciente de la Oficina Nacional de Investigación Económica, con sede en Estados Unidos, afirma que no inocular en forma equitativa generaría un gasto de 2.6 billones de dólares, más que el costo de la cobertura global de vacunas.

El mejor escenario sería inocular al personal médico y a los adultos mayores para fin de año. Una iniciativa de la OMS, el Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19 -conocida como Covax-, aún no ha hecho sentir su presencia y se desconoce cuánto tiempo más tardará.

Los objetivos de Covax dependen, en gran medida, de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y Astra-Zeneca, PLC, la más barata y disponible, aunque surgieron dudas sobre su eficacia después de que en un pequeño ensayo clínico con humanos en Sudáfrica se encontró que no evitaba los efectos de una variante que circula en ese país.

Astra-Zeneca informó que actualiza su vacuna para enfocarla en la variante, pero estará lista hasta el otoño. También los países ricos enfrentan problemas por las demoras en la entrega de vacunas.

Ante las variantes que han surgido se tendrán que comprar más vacunas que actúen contra ellas variantes con eficacia, pero entre más lenta sea la inoculación de las personas, más posibilidades hay de que surjan nuevas variantes.

Además, hay que resaltar que la mayoría de las vacunas deben aplicarse en dos dosis, lo que dificulta los tiempos para dar cobertura a la población mundial.

Hago mención de lo anterior para aterrizar en el desorden que se ha hecho en el Estado de México. Para ser exactos, en Ecatepec, donde se vive una gran deshumanización en el trato de la población adulta mayor, debido a las horas que tienen que esperar con frío, con sol a plomo, sin sillas, agua, sin asistencia médica… y hostigados por los llamados “Servidores de la Nación”, que además entorpecen el proceso.

Sin vacunas, México tiene a su población a la deriva, con una respuesta inesperada y desesperada para combatir la COVID-19.

A un año del inicio de la pandemia, después de anunciar que se tenía todo controlado, las secretarías de Salud y la de Bienestar no han aprendido a realizar una logística propia para estas situaciones apremiantes-

Dicen que los adultos mayores tienen que asistir con alimentos e hidratados, así como con sus medicamentos. ¿Cómo pudieron cumplir con estos requisitos? Por la esperanza de seguir con vida, dicen muchos adultos mayores.

Pero falta la segunda dosis… ¿Cuándo será? Sin abasto de vacunas, hay que tener cuidado. La segunda dosis tiene que ser de la misma vacuna inicial. Si te inocularon con Aztra-Zeneca, la segunda dosis tiene que ser Astra-Zeneca.

Hay una falta de información total, propiciada por los mismos funcionarios encargados de informar. Los “Servidores de la Nación” nada saben de campañas de vacunación y sólo estorban para hacer proselitismo electoral. En vez de bombardear los medios electrónicos con millones de anuncios de propaganda partidista, debería informarse a la población, paso a paso, sobre la campaña de vacunación y cómo serán aplicadas, los requisitos y cómo asistir.

A falta de eso, la población se dejó venir desde la noche anterior. La conferencia de las 19:00 horas hace rato que dejó de funcionar. En Ecatepec las personas bloquearon accesos y todo fue un total y rotundo fracaso. ¿Acaso no saben cuánta población tiene el municipio?. Un escenario desesperanzador.

Sin tecnología, la “Estrategia Nacional de Vacunación” es un fracaso. En el siglo pasado, con dispositivos electrónicos, eran un éxito y rápidas, atendidas por profesionales, verdaderos médicos y enfermeras comprometidos, no improvisados, como ahora.

quehaydenuevoviejo760@yahoo.com.mx

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo