• Ambiental News-Miguel Á.

Exhorta Morena a no usar políticamente la tragedia de Hidalgo



+ Las personas fallecidas y sus deudos no merecen esa vileza, señalan


El Grupo Parlamentario de Morena en el Senado exhortó a todas las fuerzas políticas, a no medrar políticamente con la tragedia en Tula, Hidalgo, y a ser genuinamente empáticos con los afectados.

A través de un pronunciamiento, condenaron la actitud de algunas y algunos legisladores y otros actores políticos que han buscado beneficiarse políticamente con el dolor humano derivado de estos acontecimientos.

En el documento, precisan, que tan sólo a unas horas de los lamentables hechos, cuando aún se realizan labores de rescate, y sin haber acudido a la zona del desastre, algunos senadores de Acción Nacional se habían “dado a la poco honrosa tarea de difamar”.

Lo hicieron a través de mantas y “conferencias de prensa injuriosas” y sin darse por enteradas de las versiones que las autoridades han comunicado desde temprano. “Las personas fallecidas y sus deudos no merecen esa vileza”.

Por ello, a través del documento, los senadores de Morena hicieron un llamado a todas las fuerzas políticas a unirse y ser genuinamente empáticos para con los afectados por esta tragedia.

También expresaron su solidaridad con familiares y seres queridos de las personas fallecidas o afectadas y les manifestaron que el Gobierno de la República no les dejará solos.

Asimismo, respaldaron a todas las personas y autoridades que han estado dedicadas a las labores de rescate, particularmente a los trabajadores operativos, así como al personal médico del HGZ 5 del IMSS, que en ningún momento abandonó su importante misión.

Recordaron que la madrugada del pasado 7 de septiembre se materializó un desastre natural que muy lamentablemente tuvo, entre otras tristes consecuencias, la pérdida de las vidas de 14 pacientes del Hospital General de Zona No 5, en Tula, Hidalgo.

Refirieron que ni el personal directivo del Hospital, ni la Jefatura de Prestaciones Médicas, ni la delegación de Hidalgo, fueron advertidos del potencial de la inundación que tuvo lugar.

Sin embargo, destacaron que tan pronto se tuvo evidencia de una situación inusual, el personal del hospital activó un protocolo para movilizar a 48 pacientes a la planta alta del hospital y garantizar su seguridad, y posteriormente trasladar a 40 de ellos a otras unidades lejos de la zona de desastre.

Todas las labores de rescate y traslado, señalaron, han contado con la presencia y compromiso de autoridades de distintos órdenes de gobierno: el agrupamiento “Cóndores”, de la policía de la Ciudad de México, y “Relámpago”, del Estado de México, para los traslados en helicóptero; vehículos UNIMOG de CONAGUA, lanchas y efectivos de la Guardia Nacional, SEDENA, el ERUM y el Gobierno de Hidalgo para evacuar las zonas inundadas.

Esta coordinación es muestra de que ante situaciones de desastre como la acaecida en Tula, las autoridades pueden trabajar en conjunto para la preservación de la integridad y la vida de las personas afectadas.

9 vistas0 comentarios