• Ambiental News-Miguel Á.

La adolescencia en el confinamiento


Todas y todos de manera directa o indirecta tenemos en nuestra vida cotidiana, relación en mayor o menor medida con adolescentes.

Algunas madres o algunos padres tienen bajo su responsabilidad a adolescentes y los han tenido a lo largo de los efectos de la pandemia del COVID19.

No se trata de un caso menor, por el contrario, constituye una responsabilidad que quizá marque para siempre a la persona en su proceso de formación, dado que el apego o desapego que los adultos responsables de adolescentes tengan, generarán huellas que con el paso de los años serán o bien objeto de reproche o bien una carta de reconocimiento respecto al ejercicio de esa responsabilidad.

La adolescencia es uno de los procesos que mayor complejidad generan en la vida de las personas, dado que es en esta etapa, cuando se generan los desafíos mas grandes inherentes al ser humano, y que tienen que ver con la identidad.

¿Qué es lo que nos hace diferente un ser humano a otro? ¿Qué valor tenemos frente a circunstancias de la vida, que de manera general se van presentando en diferentes etapas?

Resulta claro que nuestra individualidad y una gran parte de nuestra personalidad se va consolidando precisamente durante la adolescencia, pero ¿Qué afectaciones se han presentado en los adolescentes durante la pandemia del COVID19 y el confinamiento?

La licenciada en psicología Belén Riccio Cresto, quien profesionalmente se ha dedicado a atender a adolescentes, explicó la importancia de atenderlos de manera integral en el núcleo familiar, dado el tiempo transcurrido de confinamiento.

Desde Mendoza, Argentina, Belén explica para Expedientes en Red, la importancia que tiene “lo social” para un adolescente, así como la búsqueda de su identidad, por supuesto en un entorno complejo.

Por regla general los adolescentes no están acostumbrados a socializar tanto tiempo con la familia, por supuesto que hay un grado de socialización que venían generando en su entorno familiar, sin embargo, sus intereses y la búsqueda de su identidad no se realizaba en dicho entorno, por el contrario, sus relaciones personales, amigas y amigos se procuran en ambientes que les permiten expresarse sin temor a ser juzgados o corregidos.

Por supuesto, agrega Belén, este año particularmente nos ha llevado a todas y todos por igual, a tener mayor vulnerabilidad en nuestras emociones, en especial los adolescentes este año lo consideran perdido, lo que a algunos los ha motivado a valorar si continúan sus estudios o esperan a que haya condiciones de “normalidad” para retomar aspectos académicos.

Algunas de las consecuencias que no son positivas para un adolescente en el entorno del encierro obligado que hemos tenido en todo el mundo, les ha generado afectaciones en lo emocional al grado de no saber reconocer sus emociones, presentan diversas conductas ligadas al enojo, la ira, la tristeza y algo que resulta fundamental para todo ser humano que es el cierre de ciclos en la vida, como el caso de la conclusión de estudios de primaria o secundaria, sin estar en posibilidad de generar el cierre de esos ciclos con el reconocimiento que se requiere en el entorno de amigas y amigos, familiar y en sí, el social.

Todo esto ha generado pérdida de identidad y de pertenencia, dado que no existe una identificación plena del grupo social del que venían formando parte, lo cual para la etapa formativa en la que se encuentran, requiere de especial atención.

Por otro lado, se han generado entornos de exigencia de diversas responsabilidades en el ámbito escolar o familiar, que los ha llevado aunado a lo expresado en el párrafo anterior, a una sensación de fracaso.

Esta problemática que tiene múltiples factores de afectación es la que describe Belén Riccio Cresto, a quien recomiendo ampliamente consultar en modalidad en línea, para aquellas interesadas e interesados en darle a los adolescentes en casa, el soporte emocional que requieren para mantener sus expectativas de formación de manera adecuada.

Todas y todos nos merecemos una vida sana, tanto en lo físico, como en lo emocional y eso es lo que ofrece Belén Riccio Cresto, a quien pueden consultar a través de su perfil de Instagram @psicologa_belenriccio, a través de su correo electrónico lic.belenriccio@gmail.com o su número telefónico, a través de WhatsApp +5492613636019.

Mtro. Antonio Horacio Gamboa Chabbán

Director General de Evidens, SC

Conductor de Expedientes en Red (Fb Evidens SC)

Presidente del Colegio de Abogados de América Latina COTAL, AC

antonio.gamboa@evidensmexico.com

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo