• Ambiental News-Miguel Á.

La edad o discapacidad ¿son limitantes para recibir atención médica?


¡Qué Hay de Nuevo… Viejo!

La crisis del coronavirus ha puesto en evidencia fallas en el sistema de salud.

Se aproxima la época o temporada de cambios de estación, difíciles de sortear para los adultos mayores, para quienes el frío es su peor enemigo. El Dr. Hugo López Gattell informó que la vacuna de la influenza estaría lista y no habría ningún problema de desabasto.

Mucho se dijo sobre si las personas mayores eran merecedoras de la atención médica, pero el “enfoque de esperanza de vida”, la ética para decidir si era prioridad un joven, no contempla cuando una persona puede ser bastante joven pero frágil y se comporta como una persona de 85 años, y personas de 85 años que corren maratones.

Se abren circunstancias de no fácil decisión. Como en el Titanic, algunos cederían “el último lugar en el bote salvavidas”. La muerte de una persona de 40 años es trágica, y la muerte de una persona de 75 sería triste para los más cercanos, pero no trágica.

¿Quién determina si las personas con discapacidad o adultos mayores son enviados al final de la fila para la atención médica? Las categorías de edad nunca deben usarse para excluir a pacientes de algún tratamiento. En su caso, la Geriatría tenía que haber opinado al respecto, con base en todo lo relacionado con la COVID-19 y el adulto mayor y dar apoyo profesional.

Este segmento de la sociedad ha sido el más castigado por la pandemia y su mayor indicador de contagios y por la alarma vivida en las casas de retiro (asilos) sorprendidos por la COVID-19, sin tener información para proteger a los residentes, por lo que se produjo una situación de fallecimientos dentro de estos lugares.

Las autoridades del sector salud tendrán que reglamentar estos lugares antes las nuevas disposiciones de higiene, para que estén preparados ante la temporada invernal y la influenza.

La falta de vigilancia por parte de las autoridades de Salud y de Derechos Humanos (CNDH), causó que las muertes de las personas adultas mayores dentro de los asilos quedaran sin investigación y sólo como estadística.

Con el confinamiento, la violencia hacia las personas adultas mayores se incrementó, tanto verbal, como física, económica, sicológica e institucional.

La información conjunta de notarios, geriatras y el sector Salud para asesorar en la Voluntad Anticipada, sería de ayuda tanto para el adulto mayor como para la familia y las instituciones sanitarias, al elaborar un paquete tripartita para beneficio del adulto mayor, porque tiene el derecho a decidir.

Pero también hay gente mayor valiente, consciente y, sobre todo, con un profundo aplomo ante las circunstancias de vida que hoy les toca ver y vivir.

Como ejemplo, el caso de una mujer de 82 años, que trabaja todos los días en su huerto, vería con beneplácito vivir más años buenos, pero con la pandemia podría ir a la cabeza de la fila, antes que alguien más joven, con familia. “He tenido una vida maravillosa, con el apoyo de mi familia”.

Otro caso: un adulto mayor de 73 años se ofreció como voluntario para los ensayos clínicos de una vacuna.

Este 28 de agosto no fue como otros años: esperando el baile anual para celebrar el día del adulto mayor.

quehaydenuevoviejo760@yahoo.com.mx

facebook: Que Hay de Nuevo Viejo

@Arinmaldoza

Suscribete aquí

  • YouTube
  • Icono social Instagram
  • Icono social Tumblr
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social

Visita también:

WhatsApp Image 2020-05-05 at 11.26.48 PM
WhatsApp Image 2020-05-06 at 3.17.50 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 1.53.33 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.16.37 AM
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.11.33 AM
definitivologo.png
Logo finalPNG.png

© 2020 Miguel Ángel de Alba. Todos Los Derechos Reservados.