• Ambiental News-Miguel Á.

Reconciliar a la Humanidad con la Naturaleza, pide António Guterres en One Planet Summit


+ Hemos estado envenenando el aire, la tierra y el agua, y llenando los océanos

de plásticos. Ahora, la naturaleza contraataca: las temperaturas alcanzan niveles récord,

la biodiversidad colapsa, los desiertos se extienden, y los incendios, inundaciones

y huracanes son más frecuentes y extremos


El proceso de recuperación de la pandemia de coronavirus ofrece la oportunidad de cambiar de rumbo y poner a la humanidad en un camino en el que no esté en conflicto con la naturaleza, afirmó este lunes António Guterres, secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, quien instó a todos a realizar mayores esfuerzos para proteger la biodiversidad y la naturaleza, a través de intensificar la acción climática. Al dirigirse a los líderes mundiales en la Cumbre One Planet, Guterres describió las consecuencias del abuso de la Tierra y sus recursos: “Hemos estado envenenando el aire, la tierra y el agua, y llenando los océanos de plásticos. Ahora, la naturaleza contraataca: las temperaturas alcanzan niveles récord, la biodiversidad colapsa, los desiertos se extienden, y los incendios, inundaciones y huracanes son más frecuentes y extremos”.


Somos extremadamente frágiles: Guterres Combinado con los efectos devastadores de la COVID-19 y sus consecuencias socioeconómicas, el jefe de la ONU recordó a todos que "mientras reconstruimos, no podemos volver a la vieja normalidad". “La recuperación de la pandemia es nuestra oportunidad de cambiar de rumbo. Con políticas inteligentes y las inversiones adecuadas, podemos trazar un camino que lleve la salud a todos, revitalice las economías, construya la resiliencia y rescate la biodiversidad, pero todos deben hacer mucho más", destacó. Señaló que las innovaciones y las soluciones basadas en la naturaleza son especialmente prometedoras y que la conservación de la diversidad biológica también crea puestos de trabajo. Según el Foro Económico Mundial, las oportunidades comerciales emergentes en la naturaleza podrían crear 191 millones de puestos de trabajo para 2030. Al mismo tiempo, con una brecha de financiamiento de 711 mil millones de dólares anuales hasta 2030 para cumplir los objetivos globales de biodiversidad, será crucial un financiamiento mayor y sostenido para alejarse de los sectores contaminantes, dijo Guterres. "Ha llegado el momento de alinear los flujos financieros públicos y privados con los compromisos del Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) e integrar el objetivo de la neutralidad de carbono en todas las decisiones económicas y fiscales". El jefe de la ONU también pidió apoyo para los más vulnerables, que ya sufren los efectos del cambio climático, como los países menos desarrollados y los pequeños Estados insulares en desarrollo.

El signo de la esperanza Todos debemos hacer mucho más… Comenzamos un nuevo año bajo el signo de la esperanza. Juntos, aprovechemos la oportunidad de construir un mundo más seguro, más justo y más sostenible”, añadió Guterres. Organizada por el gobierno francés en asociación con la ONU y el Banco Mundial, la Cumbre One Planet reune a líderes mundiales para comprometerse a tomar medidas para proteger y restaurar la biodiversidad. Debido al brote de coronavirus , el evento fue en gran parte virtual.

Al inaugurar la Cumbre, el presidente francés, Emmanuel Macron, declaró que proteger y restaurar la biodiversidad es "de nuestro interés", porque además de crear millones de empleos de aquí al 2030, el mundo natural ofrece muchos beneficios. Los bosques intactos y los ecosistemas oceánicos pueden ayudar a cumplir los objetivos climáticos al actuar como sumideros de carbono.

'La naturaleza ofrece soluciones' “La naturaleza ofrece soluciones para el desarrollo de una agricultura sostenible, para los servicios económicos y financieros, ayudándonos a preservar nuestras herencias y culturas”, explicó el presidente francés. Macron describió cuatro prioridades para la acción: proteger los ecosistemas terrestres y marítimos, para permitir que la naturaleza se regenere; promover la agroecología para salvaguardar el medio ambiente, fortalecer la seguridad alimentaria y reducir las desigualdades; movilizar financiamiento público y privado, que apoyaría tanto la acción climática como protegería la biodiversidad, y reducir la deforestación, especialmente los bosques tropicales, para proteger las especies y la salud humana.

La iniciativa ecologista africana recibe 14 mil millones de dólares Este lunes, la Gran Muralla Verde para el Sahel y el Sahara, una iniciativa para combatir la desertificación en la vasta región, recibió una promesa de más de 14.2 mil millones de dólares en nuevos fondos durante los próximos 10 años, para restaurar tierras degradadas, proteger la biodiversidad y fortalecer la resiliencia. Según la Secretaría de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Lucha contra la Desertificación (UNCCD), la iniciativa necesita alrededor de 33 mil millones de dólares para lograr sus ambiciosos objetivos de restaurar 100 millones de hectáreas de tierra degradada, la captura del suelo de alrededor de 250 millones de toneladas de carbono atmosférico y la creación de unos 10 millones de empleos verdes para las comunidades, para 2030. Mohamed Cheikh El-Ghazouani, presidente de Mauritania y de la Conferencia de Jefes de Estado y de Gobierno de la Agencia Panafricana para la Gran Muralla Verde, acogió con satisfacción el anuncio. “La movilización de este financiamiento adicional a través de un enfoque innovador contribuirá, sin duda, al logro de los objetivos de la Gran Muralla Verde”, aseveró. Desde su inicio en 2007, el programa Gran Muralla Verde ha plantado miles de millones de árboles y ha apoyado a decenas de miles de hogares locales. Su camino serpentea a lo largo del margen sur del desierto del Sahara en África, desde la costa atlántica hasta el Mar Rojo.

26 vistas0 comentarios