• Ambiental News-Miguel Á.

La ley del clima es una rendición y no la permitiremos: Greta y 34 activistas más

Actualizado: 9 de mar de 2020


+ Entregan una carta abierta a los parlamentarios y los mandan a estudiar ciencias


Bruselas.- Greta Thunberg y 34 activistas climáticos juveniles entregaron una carta abierta a los líderes de la Unión Europea en la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y los estados miembros, en la que señalan su inconformidad con la propuesta de ley climática que se entregará el 4 de marzo, por considerarla “una rendición”.


En el documento señalan que “cualquier ley o política climática que no se base en la mejor ciencia actual disponible y no incluya el aspecto global de la equidad o la justicia climática, principios en el corazón del Acuerdo de París, hará más daño que bien”, y que la ley “envía una fuerte señal de que se están tomando medidas reales y suficientes cuando en realidad no es así”.


También sugiere que ustedes, nuestros líderes electos, entienden completamente la situación en la que nos encontramos y que podemos “arreglar la crisis climática” dentro del sistema actual, sin hacer ningún sacrificio, pero el hecho es que ni la conciencia ni la política necesarias están a la vista. Estamos en una crisis que nunca ha sido tratada como tal”.

Prosiguen que “durante más de año y medio hemos sacrificado nuestra educación, para protestar contra su inacción. En septiembre pasado, más de 7.5 millones de personas en todo el mundo salieron a las calles, exigiendo que se unan detrás de la ciencia y nos den un futuro seguro… Pero, claramente, eso era demasiado pedir”.


Los ambientalistas señalan que los presupuestos de carbono que desaparecen rápidamente “son el resultado final que resume la mejor ciencia climática disponible en la actualidad. No importa cuán insuficientes puedan ser, son la hoja de ruta más confiable que tenemos para salvaguardar las condiciones de vida futuras para la humanidad. Y, sin embargo, los encargados de formular políticas, los medios de comunicación y quienes están en el poder, los ignoran por completo”.


Advierten que “esto debe cambiar, a partir de este mismo minuto. Ningún plan, política o compromiso será suficiente si seguimos ignorando el presupuesto de dióxido de carbono (CO2) que se aplica para hoy”.


En la que es la frase más dura del documento, establecen que las “emisiones netas cero para 2050 para la Unión Europea equivale a rendición. Significa darse por vencido. No necesitamos objetivos para 2030 ó 2050; los necesitamos para 2020 y cada mes y año siguientes”.


Señalan que los objetivos distantes de emisión neta cero no significarán absolutamente nada si seguimos ignorando el presupuesto de dióxido de carbono. Si las altas emisiones continúan como ahora, dentro de algunos años el presupuesto restante se agotará pronto por completo, por lo que hasta que tengamos las tecnologías que puedan reducir nuestras emisiones, debemos olvidarnos de cero neto o “neutralidad de carbono”. Necesitamos cero real.


Para cumplir con los compromisos del Acuerdo de París, nuestras emisiones de carbono deben llegar a su fin, y la ciencia indica que el proceso debe, drásticamente, comenzar hoy.

Y como las tecnologías de emisiones negativas aún no existen, simplemente debemos dejar de hacer ciertas cosas, incluso si eso significa tener que cambiar nuestra economía.

“Esta es la incómoda verdad de la que no puedes escapar, sin importar cuánto lo desees y lo intentes. Mientras más sigas huyendo de esa verdad, mayor será tu traición a las generaciones futuras”, se lee en el documento.


Los jóvenes activistas dicen que una idea muy popular entre los responsables políticos parece ser reducir nuestras emisiones a la mitad para 2030, pero les recordamos una vez que esto es solo para una probabilidad estimada para mantenerse por debajo de un aumento de temperatura promedio global de 1.5 grados Celsius, según el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC).


Estas probabilidades insuficientes ni siquiera incluyen la mayoría de los circuitos de retroalimentación, puntos de inflexión no lineales ni calentamiento adicional oculto por la contaminación del aire que amenaza la vida, “pero sí incluye suposiciones de que las generaciones futuras podrán, de alguna manera, absorber cientos de miles de millones de toneladas de CO2 de la atmósfera con tecnologías que nunca podrían existir, y definitivamente no lo harán en el plazo determinado en el Acuerdo de París”.


Si la UE optara por estas probabilidades extremadamente desfavorables, aún tendríamos que hacer una reducción mucho mayor al 50 por ciento hacia 2030, para compensar a los países en desarrollo que necesitan mejorar el nivel de vida de sus ciudadanos, “porque esto es lo que dice claramente el Acuerdo de París”, agregan.


“Nosotros, los jóvenes que tendremos que vivir con las consecuencias de esta crisis que no creamos, consideramos que sus propuestas son inaceptables. La mejor oportunidad para mantenernos por debajo de un aumento de temperatura promedio global de 1.5 grados Celsius, es un 67 por ciento de probabilidad”.


Para eso, tenemos un presupuesto de menos de 340 Gigatoneladas de CO2 para emitir a nivel mundial y permanecer dentro de ese objetivo, pero con los negocios de hoy en día, ese presupuesto solo durará unos ocho años.


Dicen los activistas a los parlamentarios europeos que “no pueden pretender que su plan o política, sin tener en cuenta a la ciencia, resolverá de alguna manera la mayor crisis que la humanidad haya enfrentado; pretender que un plan que nadie tiene que seguir es una ley y fingir que puedes continuar construyendo y subsidiando nueva infraestructura de combustibles fósiles, mientras mantienes lagunas para la desastrosa deforestación”.


Dejar de lado el aspecto global de la equidad y la justicia climática arriesgará todo el Acuerdo de París. Deben poner fin a la arrogancia que les hace pretender que las palabras vacías harán que la emergencia desaparezca.

“No estaremos satisfechos más que con un camino basado en la ciencia, que nos brinde la mejor oportunidad posible para salvaguardar las condiciones de vida futuras para la humanidad y la vida en la tierra, tal como la conocemos. Cualquier otra cosa es rendirse. Esta ley climática es rendición, porque la naturaleza no negocia y no puedes hacer “tratos" con la física.


La advertencia final es clara: “No les permitiremos rendirse en nuestro futuro.

Hasta que tomes esto en serio, permaneceremos en las calles, repitiendo la ciencia. Hasta que lo tomes en serio, te diremos que vayas a tu casa, estudies los hechos y regreses cuando hayas hecho tu tarea”.


El documento es firmado por Greta Thunberg y 34 jóvenes activistas ambientales de todo el mundo.



3 vistas0 comentarios