• Ambiental News-Miguel Á.

México, cada vez más lejos de sus metas en energías limpias en el Acuerdo de París


+ Las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica eliminan las condiciones

para que exista una dinámica de competencia en el mercado eléctrico

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) publicó la versión final del documento Transición hacia mercados competidos de energía: Los Certificados de Energías Limpias en la industria eléctrica mexicana, un análisis elaborado previo a la aprobación y publicación de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) en el Diario Oficial de la Federación el 8 de marzo del 2021, la cual elimina las condiciones necesarias para que exista una dinámica de competencia en el mercado eléctrico. Aun antes de la reforma a la LIE, en el documento se estimó que México no alcanzaría para 2024 el 35 por ciento de generación limpia comprometida en el Acuerdo de París, quedando, en un escenario conservador, en 29.8 por ciento; esto es 5.2 puntos porcentuales por debajo de la meta.

Con la reforma es previsible que inevitablemente se tendrá un escenario de incumplimiento incluso más pronunciado, porque el logro de los objetivos de protección al medio ambiente planteados por México en materia eléctrica quedó anclado a la existencia de una dinámica de competencia en la generación de electricidad, como medio para producirla de manera eficiente y a los menores costos sociales posibles, incluyendo los ambientales. Dado los cambios tecnológicos en esta industria, la generación de electricidad menos costosa suele ser precisamente la que proviene de fuentes limpias. En línea con esta intersección entre competencia y sustentabilidad ambiental, la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Transición Energética contempla a los Certificados de Energía Limpia como un instrumento para reconocer, monetizar y pagar los beneficios sociales en términos ambientales de generar electricidad con tecnologías limpias.

La reforma a la LIE establece que del despacho de las centrales eléctricas den prioridad a las hidroeléctricas de la CFE, después a las centrales eléctricas de CFE, tales como la nuclear, geotérmicas, ciclos combinados y termoeléctricas, seguidas de Centrales de Ciclos Combinados de productores independientes.

Las centrales eléctricas eólicas y solares, así como las de ciclos combinados de empresas privadas, estarían en tercer y cuarto término de prioridad. La Cofece pone a disposición del público el análisis, conclusiones y recomendaciones como un punto de partida para, en caso de que así lo decida el Estado, instrumentar en el futuro las medidas necesarias para restaurar e incluso profundizar un mercado competido de generación de electricidad, a la vez de retomar la senda hacia la transición energética.

8 vistas0 comentarios