• Ambiental News-Miguel Á.

"Maldito United", una gran novela sobre futbolistas


“A cambio, tendrás tu venganza.

Así es cómo vivirás.

En lugar de una vida, una venganza.”


Por Omar Garfias

Cuando el arte y el deporte se combinan exitosamente, se consigue transmitir poderosamente las emociones fundamentales del ser humano. “Maldito United” es una novela de David Peace que te mantiene leyendo al filo de la butaca, de esa forma de vida que solo conocemos los fanáticos.

“Y desde entonces, a partir de ese momento, sólo puedes mirar el reloj. Será el único lugar al que puedes soportar mirar. No el terreno de juego de los cojones, el terreno es el último puto lugar que puedes mirar.

David Peace es descrito por Toni Garcia en el periódico El País como: el inglés que vive en Japón y escribe a lápiz historias de malditos. “El futbol y la política son intereses que siempre me han perseguido, pero supongo que el auténtico núcleo de mi obra son los tipos en momentos límite, cuando todo se desmorona. Me gusta esa parte de la historia”, explica el escritor británico. 

“Un entrenador nunca es tan fuerte como durante sus tres primeros meses en un club. Es el momento en que tienes que deshacerte de todo lo que no quieres, porque nunca serás tan fuerte como durante los tres primeros meses. Hacer este tipo de cosas es un trabajo duro para otros entrenadores, pero no para ti. Conceptos como disciplina, instrucción y entrenamiento. Tu mente está construida alrededor del futbol y sabes exactamente cómo abordarlo.”

“Maldito United” aborda una parte de la vida de Brian Clough, un técnico inglés que ganó dos copas de Europa y dos campeonatos de Inglaterra. Un triunfador que no hacía concesiones ni quería simpatizar con nadie.

“Son los cuartos de final de la Copa de Europa, el partido de vuelta; esta noche han venido 36,500 personas a verlo en el Baseball Ground. A verlo. A escucharlo. A olerlo. A probarlo. A tocarlo y a sentirlo con intensidad. La tensión. La tensión. La tensión. La tensión.”

“Maldito United” está escrito con una estructura de dos tiempos que se van intercambiando y ello aumenta el suspenso. Va dosificando sorbos de la misma historia que se dividió en dos.

“Utiliza tu cabeza y tu lengua —dice Pete—. Y deja que sean los más jóvenes los que se encarguen de correr. Necesitan a un capitán. A alguien con experiencia. Alguien que les diga cuándo aguantar la pelota y cuándo pasarla. Y ese eres tú, Dave.

Dave Mackay está repleto de dudas. De miedos. Dave Mackay niega con la cabeza.

- Tú controlarás el partido -le dices-. Ganaremos la Liga. Te lo prometemos.

- Mira -te dice Dave-. Mi juego abarca cada centímetro del terreno de juego.

- Te sobran cinco quilos. Y eres un año mayor que yo.

- Cada centímetro del terreno de juego -dice Mackay de nuevo-. Ese es mi juego.

- Eso era antes -le dices-. Ahora es otra historia.”

El “Times” considera que probablemente es la mejor novela escrita sobre el deporte.

“Es entonces, en ese momento, cuando miras a los ojos de los jugadores que están en el campo, el momento en que les miras primero a los ojos y luego al corazón y escuchas el rugido de la muchedumbre, el clamor de las treinta y seis mil almas de la gradería, y lo escuchas en nombre de los once corazones que están en el terreno de juego, y sientes a todos esos corazones latiendo como uno solo, y sabes que es el momento que has estado esperando, ese momento en que todo cambia, en que nadie se rinde, en que nadie se va a casa ni nadie se esconde.”

32 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo