• Ambiental News-Miguel Á.

¡Nadie lo quiere...!


¡Qué hay de nuevo… Viejo!


El 19 de octubre fue declarado como “Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama”, padecimiento terrible que persigue especialmente a la mujer sin compasión y sin distinción de raza o de color.

Múltiples avisos de prevención son difundidos durante todo el mes para pedir a la mujer “chécate”, pero entre el temor de contagiarse de la COVID-19, la baja inversión registrada por años en el Sector Salud, y el desmantelamiento del Seguro Popular sin habilitar una alternativa, han contribuido a la disminución de la prevención.

Además, se olvida la parte sensible, humana. Después de realizarse una mastografía, las mujeres quieren saber el resultado. Cuando es desfavorable, desean saber qué contención emocional se le debe dar. Pero no, el doctor sólo da la mala noticia y las indicaciones, pero olvida la empatía y deja a la mujer desconcertada, devastada y sin consuelo.¡Se siente como una condenada a la muerte! Una sensación ¡t e r r i b l e!

Hace falta orientar a las mujeres después de que recibe los resultados de la biopsia y decirles, obviamente, que revisen muy bien sus laminillas y los bloques de parafina con su doctor, para saber el tipo de cáncer que tiene, ya que no todos son iguales. Si bien no soy experta en el tema, sí soy una mamá que vivió de cerca el cáncer de su hija… Saber el nombre y apellido del cáncer fue un parteaguas.

La primera impresión, por supuesto, es cuando te dicen que tu hija tiene cáncer, pero te queda esa desconfianza sobre la ética del galeno, más cuando está en un hospital privado de primera.

La segunda indicación del doctor es programar de inmediato la cirugía, porque el cáncer es muy agresivo y en poco tiempo pueden pasar mil complicaciones… Al menos así lo dicen, pero no dan otra opción a la paciente más que debe retirarse el seno que tiene el tumor.

Pienso que para los doctores es muy fácil decir “retiramos y con eso también eliminamos el problema”. ¿Y la paciente? ¿Cómo va a subsanar, cómo va a asimilar ver su aspecto posterior?

Además, la cirugía de reconstrucción tiene que ser inmediata, porque al parecer la piel se contrae. ¿Y qué pasa si la mujer o su familia no tienen los medios económicos para hacerlo?

Asimismo, la asistencia de psicólogos para preparar a una persona a quien se le retirará uno o los dos senos, debe ser desde mucho antes de la cirugía, ya que es un proceso devastador, toda vez que también perderá peso, su cabello y fuerza física. Es importante que haya psicólogos para apoyar a las pacientes y darles a conocer las secuelas que habrá.

Tampoco hay quien les sugiera acudir a personas con experiencia en manejo de imagen para ayudarles en la contención y en la autoestima (generalmente no tiene costo y lo hacen para apoyarlas), quienes les ayudarán a maquillarse, como forma de contención; les dirán cómo ponerse una peluca, que vaya de acuerdo al corte de pelo que usaba y cuyo tono o color sea similar al de su cabello, para que se vea y se sienta bien, como eras antes de enfermar.

Las más fuertes probablemente optarán por algo diferente. Los especialistas en imagen también aconsejarán colocarse un gorro para dormir y que se use ropa de colores más fuertes.

El cansancio en los pacientes es terrible, sobre todo al inicio de la quimioterapia. A veces hay oncólogos insensibles, a quienes no les gusta que las pacientes los cuestionen, porque ellos son los que tienen la última palabra. Eso tampoco se vale, porque el paciente tiene el derecho de decir todos los síntomas que tiene en el transcurso del tratamiento -conoce su cuerpo y sabe cuando un medicamento no fue asimilado adecuadamente- y puede preguntar todo y recibir respuestas confiables.

Ahora los avances tecnológicos llegaron para acceder a paneles y mutaciones moleculares, además de lo que ya mostraba la biopsia.

La radioterapia es uno de los tratamientos más tradicionales contra el cáncer y puede aplicar altas dosis de radiación con mayor precisión sobre el tumor, por lo que es más segura y reduce el riesgo de dañar las células sanas.

Los avances tecnológicos y el mayor conocimiento de la biología molecular ayudan a los especialistas a realizar simulaciones virtuales y planificaciones tridimensionales, para prever qué tan efectivo podría ser el tratamiento y la distribución de las dosis.

Pero la enfermedad no sólo hace estragos en el paciente, sino con la familia. Por eso no entiendo cómo este gobierno ha dejado sin protección a todos los pacientes; el robo de medicamentos y el retiro de los subsidios al Instituto Nacional de Cancerología, que por muchos años ayudó a las mujeres. Sin los apoyos al Instituto, las mujeres con cáncer de mama han quedado a la deriva, solas con su enfermedad.

El doctor Guillermo Soberón Acevedo, ex secretario de Salud (qepd), universitario vigilante de la salud, enfrentó la epidemia del VIH/SIDA. Hoy el Sector Salud lamenta esta gran pérdida, ya que como secretario de Salud, siempre comprometido con la población, previó que siempre hubiera medicamentos y vacunas.

Las “Campañas de Vacunación” eran de gran importancia y jamás hubo desabasto de medicamentos… Hasta ahora, con este maldito gobierno -y digo maldito, porque para todos los enfermos ha sido una maldición-.

Por dizque quitar la “corrupción” ha jodido al pueblo enfermo, a los más necesitados, a los enfermos sin fuerzas.

Otro daño colateral de la pandemia de COVID-19 es que los exámenes para la detección del cáncer de mama disminuyeron de 11 mil 407 tumores hasta el 3 de octubre de 2019, a 8 mil 808 al mismo día de 2020.

En las entidades con mayor pobreza se detecta de forma más tardía el cáncer de mama, por la que en el mes y en el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, no se puede más que alentar a las mujeres a checarse mediante la autoexploración y clínicamente.

Los medicamentos básicos para librar este padecimiento una vez detectado, son de alto costo, al igual que los tratamientos… y mayor costo es dejar a niños sin su madre, o quedar mutilada de por vida.

De seguro empezaremos a ver cómo se mutila el gobierno de Andrés Manuel López Obrador por el alto costo de decisiones torpes, mediocres, contra el pueblo, al dejarlo sin medicamentos, sin tratamientos médicos.

Los servidores públicos que están en los altos mandos de la Secretaría de Salud deberían renunciar, porque nos han mentido y estafado en todo. Lo que más caro se pagará es la deshumanización, la poca sensibilidad y nula compasión con el otro.

Usar la tecnología resulta muy caro, por lo que muchos equipos quedarán sin usarse, por la falta de presupuestos para la salud. Los investigadores, oncólogos, químicos y todo el personal involucrado se verá afectado, y la prevención y atención al cáncer de mama será detenida por un gobierno que ha cancelado el desarrollo, el avance a la innovación en esta enfermedad tan despiadada. Nadie quiere tener cáncer, nadie.

Si el 19 de octubre nos recordó el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama ¿cómo cuidarse? Inicia con la autoexploración de tus senos, y si sientes “bolitas”, acude a que te realicen una mastografía. ¡Chécate, porque estamos sin apoyos en materia de salud. Lucha y revísate, por tu vida!

quehaydenuevoviejo760@yahoo.com.mx

33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Suscribete aquí

  • YouTube
  • Icono social Instagram
  • Icono social Tumblr
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social

Visita también:

definitivologo.png
Logo finalPNG.png
WhatsApp Image 2020-05-06 at 3.17.50 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 1.53.33 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.16.37 AM
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.11.33 AM

© 2020 Miguel Ángel de Alba. Todos Los Derechos Reservados.