• Ambiental News-Miguel Á.

Obligados a vivir en cautiverio


Hay millones de animales salvajes en cautiverio en todo el mundo: en zoológicos, parques temáticos, delfinarios, circos y campamentos de elefantes, por lo que la organización Born Free acaba de publicar en su sitio su nueva película de Aardman Animations, en la que utiliza la experiencia de las personas en encierro para resaltar la vida de los animales salvajes obligados a vivir bajo llave.

Born Free trabaja para garantizar que todos los animales salvajes, ya sea en cautiverio o en la naturaleza, sean tratados con compasión y respeto y puedan vivir sus vidas de acuerdo con sus necesidades. 

Como una organización benéfica líder en vida silvestre, se opone a la explotación de animales salvajes en cautiverio y hace campaña para mantenerlos donde pertenecen: en la naturaleza. 

Promueve la conservación compasiva para mejorar la supervivencia de las especies amenazadas en la naturaleza y proteger los hábitats naturales, respetando las necesidades y salvaguardando el bienestar de los animales individuales. 

Busca tener un impacto positivo en los animales en la naturaleza y proteger sus ecosistemas a perpetuidad, por su propio valor intrínseco y por los roles críticos que desempeñan dentro del mundo natural.

En 1966, Virginia McKenna OBE y Bill Travers MBE protagonizaron la clásica película de vida salvaje Born Free, que cuenta la historia de los conservacionistas Joy y George Adamson, quienes rescataron a un cachorro de leona llamado Elsa y la devolvieron con éxito a la naturaleza.

Virginia y Bill hicieron varias películas de vida salvaje juntos, incluso en 1969, Un elefante llamado lentamente con un becerro elefante llamado Pole Pole. Cuando terminó la filmación, Pole Pole fue regalado al zoológico de Londres por el gobierno de Kenia. Virginia y Bill hicieron todo lo posible para evitar esto, pero Pole Pole fue enviado a Londres. En 1982, Virginia y Bill fueron a visitarlo en el zoológico y Pole Pole, en clara angustia, los recordó y estiró su brazo para alcanzarlos.

Virginia y Bill lanzaron una campaña para darle a Pole Pole una vida mejor, pero en 1983, a los 16 años, murió. Determinados a que su muerte no fuera en vano, en 1984, Virginia, Bill y su hijo mayor Will lanzaron Zoo Check, la organización benéfica que se ha convertido en Born Free, que hoy preside Will Travers.

28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo