• Ambiental News-Miguel Á.

Preparan la primera misión espacial para vigilar el CO2

+ Los datos recogidos se utilizarán para ayudar a hacer el seguimiento e implementar los objetivos establecidos en el Acuerdo de París


El aumento constante de los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera hace necesaria la vigilancia de las fuentes de emisiones, por lo cual la Vigilancia del Dióxido de Carbono (CO2M) de Copernicus se convierte en la misión satelital más importante de Europa.

Los primeros dos satélites de la misión comenzarán a construirse tras la firma del contrato entre la Agencia Espacial Europea y OHB System AG.

El contrato, de 445 millones de euros, permitirá a OHB liderar el consorcio industrial que comenzará a construir los dos satélites y ser el máximo responsable y encargado del desarrollo de las plataformas, mientras Thales Alenia Space será el subcontratista principal y suministrará el espectrómetro del infrarrojo cercano y el infrarrojo de onda corta, cuya misión será la medición de las emisiones de CO2.

Primera misión de vigilancia del dióxido de carbono

La primera misión destinada a medir el dióxido de carbono liberado a la atmósfera como consecuencia de la actividad humana, completará las mediciones en superficie, que han posibilitado esbozar los cambios generales en el contenido de CO2 en la atmósfera.

Aún así, las mediciones no son fiables para establecer las emisiones humanas por países, regiones y ciudades, lo cual será perfectamente medible desde el espacio.

Ese es el objetivo de la misión CO2M (siglas de Carbon Dioxide Monitoring), de Copernicus. Simultáneamente, los datos se utilizarán para dar seguimiento e instrumentar los objetivos establecidos en el Acuerdo de París.

Copernicus es el mayor proveedor de datos de observación de la Tierra en el mundo y la UE actúa como coordinadora, mientras la ESA desarrolla y lanza los satélites.

El director de los Programas de Observación de la Tierra de la Agencia Espacial Europea (ESA por su acrónimo en inglés), Josef Aschbacher, afirmó: “El cambio climático nos preocupa mucho y la misión CO2M está llamada a revolucionar la vigilancia de las emisiones, de forma que los responsables de la toma de decisiones dispongan de información clave”.

Por su parte, Marco Fuchs, director del grupo OHB, indicó que “La evolución en las próximas décadas de la proporción de dióxido de carbono en la atmósfera también determinará el futuro del clima mundial”.

Continuación de las misiones Sentinel

La misión continuará el trabajo de las misiones Sentinel, que constituyen el núcleo de la vigilancia medioambiental del programa Copernicus de la Unión Europea, financiado por la propia UE y los Estados miembros de la Agencia Espacial Europea.

28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo