• Ambiental News-Miguel Á.

¿Qué pasa afuera?


+ “Pura madre que creo en el coronavirus; yo vivo al día, no puedo quedarme en la casa”: Célida, 53 años

+ Dieciocho por ciento de las personas no cumple la cuarentena por razones económicas

+ “Es para chivear (comer), pa’ lo puro que sacamos”: Ramón, 38 años


Cuarenta y siete por ciento de los hogares que no tenían recursos para sobrellevar la cuarentena reportaron requerir 5 mil pesos por lo menos para quedarse en su domicilio. Con poco apoyo estarían a salvo.

“Me dieron mil pesos por dos anillos que tenía, de oro, buenos”. Armida, 42 años.

Ante las dificultades que enfrentan los hogares en esta crisis, 23 por ciento han pedido préstamos a familiares o amigos; 18 por ciento han dejado de pagar deudas o tarjetas de crédito; 17 por ciento han dejado de pagar la renta o servicios (luz, agua, teléfono), y 13 por ciento ha recurrido a empeñar o vender objetos de valor.

“Acá no han venido”: Guillermo, 21 años.

Setenta y cinco por ciento de los hogares reportaron no recibir programas sociales o ayudas de gobierno: sólo 11 por ciento declaran recibir las Pensiones para el Bienestar y 7 por ciento las Becas Benito Juárez. Para quienes si reciben, los ingresos por programas sociales representan el 33 por ciento de sus ingresos totales.

“Se me figura el paraíso como estaba antes. Rayar (cobrar) cada semana”. Librado, 42 años.

Sesenta y cinco por ciento de los hogares declararon ver reducidos sus ingresos desde el inicio de la cuarentena. Uno de cada tres hogares reporta una reducción de 50 por ciento o más de sus ingresos.

“Los que teníamos menos de un año, los afanadores, fuimos, como se dice, los sacrificados”: Germán, 20 años.

Los empleos formales perdidos durante la crisis de la COVID-19 han sido desproporcionadamente los de salarios bajos. El ingreso mensual de quienes perdieron su empleo (3 mil 243 pesos) era de la mitad de las personas que lo conservaron (7 mil 205).

Todos los datos arriba expuestos son de la ENCOVID-19 de mayo, una encuesta que estudia los impactos de la crisis de la COVID-19 en el bienestar de los hogares mexicanos. Es financiada por UNICEF México, SIPINNA, Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, OEI y la Universidad Iberoamericana.

“A puras vueltas me traían, pero ya me dieron mi Afore; me urgía tener dinero, oiga”: Lucio, 59 años.

El monto que los mexicanos sacaron de su Afore por concepto de desempleo durante mayo pasado, 1 mil 156 millones, es 40 por ciento mayor que el de mayo de 2019: CONSAR.

“…antes que pensar en los autopréstamos de las personas trabajadoras con cargo a sus ahorros para el retiro, es importante analizar otras alternativas que ofrezcan atención inmediata a la población, como el  ingreso básico universal (IBU), propuesto también por organismos  internacionales como la ONU/CEPAL”: Conferencia Interamericana de Seguridad Social.

“Soy albañil, estoy esperando que me llamen, o lo que sea que salga… Sé poner mosaico también”: Carlos, 56 años.

Durante abril, la construcción se colapsó -32.8 por ciento, prolongando su tendencia decreciente iniciada a principios de 2018. En un año se han perdido 202 mil empleos en este sector (INEGI).

“Pues liquidaron a todos, no quedamos ninguno”: Luis Ángel, 27 años.

El ingreso del IMSS por cuotas obrero patronales bajó 4.6 por ciento en términos reales en mayo de 2020, respecto a mayo de 2019. La peor cifra desde diciembre de 2010 (IMSS).

“Nada más vendemos para llevar, medio tiempo, sin propinas y aunque el patrón no agarra nada, no sale, no es igual”: Melany, 19 años.

El porcentaje de la población con ingresos laborales inferiores a la línea de pobreza extrema de zonas urbanas subió, de 39 por ciento en el primer trimestre de 2020, a 53 por ciento en abril de 2020 (David Kaplan).

Esto pasa afuera de nuestras casas. No hay un programa social federal especial para atender la disminución de ingresos de millones de mexicanos, como si todo fuera igual a antes de la crisis.

Los programas del gobierno federal siguen siendo los mismos, orientados mayormente a las zonas rurales y a la población que ya no trabajaba, cuando los más afectados están en las zonas urbanas y entre quienes perdieron su empleo.

La economista Viridiana Ríos, que votó y promovió el voto por Morena, escribió:

“…falacia es que esta crisis económica se está gestionando mejor que crisis anteriores porque no se ha apoyado a los ricos. Es verdad que el gobierno de López Obrador no los ha apoyado de manera directa. Sin embargo, los ha apoyado de manera indirecta porque no hay programas extensos para apoyar a los más pobres. Sin ayuda para los pobres, los más ricos terminarán comparativamente en mejores circunstancias que los vulnerables, pues se apoyarán de sus ahorros. La desigualdad se ensanchará.”

Suscribete aquí

  • YouTube
  • Icono social Instagram
  • Icono social Tumblr
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social

Visita también:

WhatsApp Image 2020-05-05 at 11.26.48 PM
WhatsApp Image 2020-05-06 at 3.17.50 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 1.53.33 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.16.37 AM
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.11.33 AM
definitivologo.png
Logo finalPNG.png

© 2020 Miguel Ángel de Alba. Todos Los Derechos Reservados.