• Ambiental News-Miguel Á.

Reproducción ilegal de los derechos de autor


“Pláticas jurídicas” Por el Dr. Miguel Ángel Gutiérrez Tortosa.

Se debe entender como aquella reproducción que se realiza sin el consentimiento expreso del titular del derecho de autor, refiriéndonos a las repeticiones ilícitas que se hacen respecto de la obra original. Así pues, siempre que esta reproducción conlleve un ánimo de lucro se estará vulnerando los derechos patrimoniales de los autores de la creación de una obra.

Esta conducta antijurídica puede recaer en obras literarias y artísticas, tales como: las novelas, los poemas y las obras de teatro, las películas, las obras musicales, las obras de arte, así como los dibujos, pinturas, fotografías y esculturas, los diseños arquitectónicos, o incluso los programas de computación, mismos que en materia autoral tienen exactamente el mismo tratamiento jurídico que una obra.

La expresión derecho de autor “copyright” remite a la persona creadora de la obra artística, subrayando así el hecho que se reconoce en la mayor parte de las leyes, en el sentido de que el autor goza de derechos específicos en relación con su creación que le son atinentes y exclusivos; así como el derecho a impedir la reproducción íntegra, parcial o deformada de la misma, prerrogativa que sólo al autor le pertenece.

La piratería o los delitos en contra de la propiedad intelectual, son ilícitos que regularmente son percibidos por la gente como actos consentidos o como delitos menores, o incluso que no está tan penalizados por las autoridades respecto de quienes se dedican a vender artículos apócrifos o reproducidos de manera ilegal. Definitivamente, esto no es así.

No obstante, como ya lo expusimos a detalle en el artículo anterior, la gran mayoría de las legislaciones relativas al derecho de autor por lo general no incluyen una definición legal. Por ello, el instrumento jurídico internacional que sí brinda una definición puntual es el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC).

Este marco regulatorio establece que debe entenderse por mercancía pirata que lesionan el derecho de autor, cualquier copia hecha sin la aprobación del propietario del derecho, en el país de producción y que se realicen directa o indirectamente a partir de un artículo, cuando la realización de esa copia habría constituido infracción del derecho de autor o de un derecho conexo, en virtud de la legislación del país de importación. Ahora bien, la aprobación o la autorización a la que nos tenemos que ceñir, debe ser expresa y a través de los instrumentos jurídicos idóneos que constituyan una constancia legal, no de simple palabra.

Cabe apuntar que toda obra existente y que se encuentre en un soporte material como un DVD, un cartucho de película o cualquier otro; siempre que exista un reconocimiento tácito de quien es el creador (que no sea un anónimo), goza por ese solo hecho de la protección de la ley en México, con lo cual, no es requisito indispensable que una obra se registre formalmente ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor para que las obras se puedan proteger.

Sin embargo, la atenta sugerencia es que cualquier obra que surja a la vida artística, cultural o en el ámbito informático, sea debidamente registrada ante la autoridad competente; ante la posible necesidad de eventuales aclaraciones respecto de controversias sobre a la titularidad de la creación, las ventas, las cesiones o las transferencias de derechos.

.

Suscribete aquí

  • YouTube
  • Icono social Instagram
  • Icono social Tumblr
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social

Visita también:

WhatsApp Image 2020-05-05 at 11.26.48 PM
WhatsApp Image 2020-05-06 at 3.17.50 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 1.53.33 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.16.37 AM
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.11.33 AM
definitivologo.png
Logo finalPNG.png

© 2020 Miguel Ángel de Alba. Todos Los Derechos Reservados.