• Ambiental News-Miguel Á.

Retoma el G7 el Fondo Verde y promete descarbonizarse




+ Aportarán 100 mil millones de dólares anuales de aquí al 2025

para reducir emisiones de carbono en países en desarrollo


El cambio climático estuvo en el centro de la discusión del G7 y los países hablaron concretamente de su compromiso frente a las finanzas verdes. Los siete países se comprometieron a movilizar 100 mil millones de dólares anuales de aquí al 2025 para ayudar a que los países en desarrollo reduzcan las emisiones de carbono y ejecuten acciones concretas frente al calentamiento global.

Ya anteriormente, en 2009, se hizo una promesa igual, cuando los países miembros de Naciones Unidas acordaron contribuir con una cantidad similar anual hasta 2020 para los países más pobres, pero nunca se cumplió el objetivo.

El acuerdo del G7 no detalla cómo se logrará ese monto, lo cual fue criticado por los grupos ambientalistas, quienes aseguraron que los países ricos deberían ser más ambiciosos al momento de aportar a los países en desarrollo.

Otro punto es que los países del G7 tienen un compromiso directo con el cambio climático al ser responsables del 20 por ciento de las emisiones globales de carbono. “Aquí, en Inglaterra comenzó la revolución industrial y es responsable de buena parte del carbono que hay en la atmósfera”, señaló Boris Johnson.

A pesar de ello, no hubo ningún compromiso puntual y en el comunicado conjunto solo se comprometieron a “acelerar los esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mantener el umbral de calentamiento global de 1.5 grados Celsius”, sin precisar las acciones a tomar para lograr esa meta fijada en el Acuerdo de París.

Cada país ya había dicho anteriormente que aumentarían sus promesas frente a dicho pacto para 2030, por lo que en la cumbre del G7 sólo lo ratificaron.

Al respecto, Úrsula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, dijo que los líderes del G7 habían acordado eliminar gradualmente el carbón, pero en el comunicado no se precisan acciones para lograrlo.

“Nos hemos comprometido a ampliar rápidamente las tecnologías y las políticas que aceleren la transición de la capacidad ininterrumpida de carbón, en consonancia con nuestras Contribuciones determinadas a nivel nacional (del Acuerdo de París) y nuestro compromiso de neutralidad de carbono”.

Catherine Pettengell, de Climate Action Network, grupo que reúne a varias organizaciones de la sociedad civil de defensa ambiental, estimó alentador que los líderes reconocieran la importancia del cambio climático, pero que deberían respaldar sus palabras con acciones específicas para recortar los subsidios para el desarrollo de combustibles fósiles y poner fin a la inversión en proyectos como nuevos campos de petróleo y gas.

MIL MILLONES DE VACUNAS A COVAX

El G7 acordó enviar mil millones de vacunas contra la COVID-19 al proyecto COVAX, para distribuirlos en los países en desarrollo y combatir de manera más eficaz el cambio climático, según el acuerdo dado a conocer, después de que el pasado domingo terminara la reunión celebrada en el Reino Unido.

El G7 se integra por Alemania, Italia, Francia, Estados Unidos, Canadá, Japón y Reino Unido.

El grupo de las siete naciones precisó que para terminar con la pandemia es necesario que el 60% de la población mundial esté vacunada para finales del 2022.


Acuerdan marco para prevenir futuras pandemias

Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, indicó que los países deben trabajar juntos para evitar la “devastación”, por lo que el G7 elaboró un acuerdo para prevenir pandemias futuras. El mandatario habló de implementar un “radar global” para “descubrir enfermedades antes de que se diseminen”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, explicó que el sistema todavía está en construcción, pero la idea es que exista un marco que permita prevenir una pandemia.

El acuerdo incluye fortalecer las capacidades de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que tenga “poderes similares” a los del Organismo Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés). Según el primer ministro, esto contribuiría a que la OMS pueda investigar qué está sucediendo con las enfermedades a lo largo del mundo para poder tomar medidas y prevenir una futura pandemia.

Además, el comunicado del G7 señala que la intención es aumentar la capacidad de los laboratorios del mundo, mejorar los sistemas de alerta temprana y recortar el ciclo del desarrollo de vacunas, tratamientos y pruebas para que este pase de 300 a 100 días.

19 vistas0 comentarios