• Ambiental News-Miguel Á.

Retroceso para el país


A lo largo de los últimos años, diversas instituciones de educación superior en México han contribuido a que nuestro país, no obstante, las limitantes presupuestales, desarrollen investigaciones de alto nivel, preparen profesionales altamente competentes en niveles de posgrado y en materias muy específicas del conocimiento, impulsen el desarrollo económico del país, a partir de su vinculación con el sector productivo que mucho requiere de opiniones y protocolos científicamente desarrollados en niveles de excelencia que solo se alcanzan a partir de la profesionalización especializada en distintas áreas del conocimiento, por supuesto, entre otros muchos alcances.

Precisamente a partir de herramientas legales como los fideicomisos regulados por la Ley de Ciencia y Tecnología, a partir de los cuales existen entre sus aportantes, el sector público de acuerdo con la naturaleza de esos instrumentos legales, otros entes nacionales o internacionales están en condiciones de ser aportantes y generan con ello mayor cantidad de recursos a las instituciones de investigación científica o tecnológica en el país, como el caso de CINVESTAV.

Por supuesto esta descripción no pretende ser un tratado de fideicomisos públicos en México ni mucho menos, lo que pretende es visibilizar una necesidad que tienen algunas instituciones como el caso del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (CINVESTAV) que actualmente se encuentra favoreciendo a México, como muchas otras instancias de investigación científica y tecnológica en el país, por el trabajo que realizan en beneficio del desarrollo económico de la sociedad mexicana, en el caso concreto del CINVESTAV, inclusive a partir del inicio de la pandemia COVID-19, se sumó al esfuerzo para generar pruebas de detección del virus del SARS-CoV2, por supuesto con fondos del fideicomiso con el que opera.

Lo anterior, lo pude constatar con la doctora Beatriz Xoconostle Cázares, científica mexicana a quien tuve inclusive acceso para entrevistarla y conocer de viva voz, los esfuerzos que se realizaron para reconvertir el laboratorio en el que se desempeña profesionalmente en la ciudad de México y generar insumos y pruebas de detección del SARS-CoV2. De igual manera constaté los avances en la investigación científica a partir de la entrevista que le hice al doctor Roberto Ruiz Medrano, quien también es científico mexicano al servicio de México en CINVESTAV.

El caso de CINVESTAV es clara muestra de lo que representa, la ventaja de la administración de recursos por medio de un fideicomiso que le permite mantener hasta el primer semestre de 2020, 581 proyectos en ejecución, 68 programas de posgrado, 10 unidades en todo el país que son Ciudad de México, Guanajuato, Yucatán, Jalisco, Tamaulipas, Coahuila, Nuevo León y Querétaro, más dos laboratorios, alrededor de 3100 estudiantes inscritos cada año, 1600 externos, 615 investigadores y 35 catedráticos. De igual manera, 564 investigadores miembros de Sistema Nacional de Investigadores. A lo largo ya de 50 años en temas de investigación científica, han egresado de sus aulas más de 15,000 científicos que hoy trabajan en beneficio de México.

Los proyectos que desarrolla en materia de investigación científica requieren que los recursos económicos estén disponibles a lo largo de todos los meses del año y en mucho mayor cantidad a los montos fiscales que año con año se aprueban como parte del presupuesto público.

De igual manera, tuve oportunidad de entrevistar, al Doctor Alfredo Herrera Estrella, director de la Unidad de Genómica Avanzada, Langebio-Irapuato, el cual manifestó su gran preocupación al igual que la doctora Beatriz Xoconostle Cázares, por la posible extinción del fideicomiso con el que viene operando el CINVESTAV.

Por otro lado, la Doctora en Ciencias, con especialidad en Química, Liliana Quintanar Vera, explicó ampliamente los alcances que ha tenido a lo largo de su trayectoria la institución siendo el Centro de Investigación número uno del país y el número dos de Latinoamérica.

Si volteamos al área de las ciencias sociales, se encuentra el Centro de Investigación y Docencia Económicas, A.C. (CIDE) lugar de excelencia académica con más de 40 años desarrollando generaciones de profesionales que han trabajado en beneficio de México.

Así me lo dijo el Doctor Gustavo Del Angel Mobarak, quien se desempeña como Director de la División de Economía y reconoce que los fideicomisos con los que operan instituciones como el CIDE y otros centros de investigación superior en el país, posibilitan resultados que impulsan el desarrollo del país.

La cultura no fue la excepción, tuve la oportunidad de dialogar con Daniel Giménez Cacho, actor, productor y director de cine, quien con mucha preocupación externó la necesidad que tiene FIDECINE de operar en beneficio del cine mexicano, producción de películas, escuela de cine, ante un indignante llamado de algunos actores políticos que señalan la opacidad y el descrédito en el manejo del fideicomiso de referencia.

Los especialistas en distintas ramas del conocimiento, en química, biotecnología, economía, actuación, señalados a lo largo de este artículo, y cuyas entrevistas están visibles en Fb Evidens SC, constituyen un orgullo en la construcción de un país que requiere miles de aportaciones similares para multiplicar la excelencia en lo que hacemos y con ello enaltecer el conocimiento y no la ignorancia.

Algo que quizá resulta evidente ante los ojos de algunos legisladores, es que solamente los afectados, unos cuantos, alzan la voz, en un país de millones de personas, nadie mas se ocupa o preocupa por problemas ajenos a su entorno, lo cual, genera terreno fértil para determinar una reforma legal que les deje el camino franco para resolver favorable la extinción de los fideicomisos señalados, lo cual en mi convicción no comparto ni aplaudo, porque hablar del desarrollo de este país en tanto nos alejemos de la investigación científica y tecnológica, de concretarse la extinción de los fideicomisos señalados, constituye un retroceso, un paso que va directo a la miseria en manos de uno o de unos cuantos.

Extinguir los fideicomisos públicos que están orientados a incentivar el desarrollo del país no es una buena idea, y las justificaciones que hasta el momento se han expresado en el entorno público, no constituyen razón suficiente para determinar su extinción.

El impulso a la investigación científica, tecnológica, el arte y la cultura, deben ser una brújula que México no debe perder.

Mtro. Antonio Horacio Gamboa Chabbán

Director General de Evidens, SC

Conductor de Expedientes en Red

Presidente del Colegio de Abogados de América Latina COTAL, A.C.

antonio.gamboa@evidensmexico.com

29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo