• Ambiental News-Miguel Á.

“Tremendamente fuera de camino” para cumplir con los ODS 2030: Naciones Unidas


Intervención de la vicesecretaria general de las Naciones Unidas, Amina Mohammed, durante la cumbre preparatoria que se celebró en Roma del 26 al 28 de julio. ONU/Giulio Napolitano

+ Casi la mitad de la población mundial carece de una dieta saludable: António Guterres


Más de 800 millones de personas en el mundo enfrentaron hambre en 2020, unos 161 millones más que en 2019, afirmó António Guterrez, secretario general de la ONU, al dar a conocer “datos nuevos y trágicos” que muestran que el mundo está “tremendamente fuera de camino” para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030.

“La carestía y los persistentemente altos niveles de pobreza y desigualdad de ingresos mantienen las dietas saludables fuera del alcance de alrededor de tres mil millones de personas, casi la mitad de la población, en todas las regiones del mundo”, agregó el líder de la ONU en un comunicado que destaca la importancia de la globalización ante la ya próxima Cumbre de sistemas alimentarios, prevista para septiembre.

Aunque el hambre ha ido en aumento durante varios años, Gutérres señaló que en 2021 “no estamos garantizando un derecho fundamental para las personas de todo el mundo”.

La COVID-19 ha empeorado las cosas, pero también ha resaltado los vínculos entre desigualdad, pobreza, alimentos y enfermedades.

A pesar de un aumento del 300 por ciento en la producción mundial de alimentos desde mediados de 1960, según el secretario general de la ONU, “la desnutrición es uno de los principales factores que reduce la esperanza de vida”.

Citó al cambio climático como "un motor y una consecuencia del hambre", y agregó que "nuestra guerra con la naturaleza" incluye un sistema alimentario que genera un tercio de todas las emisiones de gases de efecto invernadero y es responsable del 80 por ciento de la pérdida de biodiversidad, y el hambre genera conflictos”.

La Agenda de Desarrollo 2030 reconoce que el hambre y la desnutrición están interconectadas y deben abordarse junto con otros desafíos globales, por lo cual “es hora de cumplir nuestra promesa”, dijo Guterres.

Aseveró que es inaceptable, en un mundo de abundancia, que miles de millones de personas no tengan acceso a dietas saludables. Advirtió que se acaba el tiempo para hacer “los cambios urgentes” necesarios para limitar el aumento de la temperatura global.

A finales de julio, el líder de la ONU ha convocado a una Pre-Cumbre en Roma para determinar cómo abordar el hambre, la emergencia climática, la desigualdad y el conflicto juntos, para transformar urgentemente los sistemas alimentarios mundiales.

“Hemos escuchado miles de voces en todo el mundo e ideas de mujeres, pueblos indígenas y jóvenes, que son el futuro de nuestros sistemas alimentarios”, dijo en referencia a los diálogos nacionales realizados en todo el mundo.

Sus ideas sobre “transiciones verdes” para promover el trabajo decente, mejorar el acceso a la tecnología y restablecer la relación de la humanidad con el planeta, se incorporarán a la Cumbre.

Si bien respalda miles de millones de empleos, la comida también une a las familias y a las comunidades, recordó Guterres. Hacer cambios en los sistemas alimentarios no sólo limitaría los impactos de la pandemia, sino cambiaría a un mundo más seguro, más justo y más sostenible.

Al describir las facetas sociales, ambientales y económicas de los sistemas alimentarios como "profundas", explicó que "nuestra relación con los alimentos es una parte fundamental de todos los aspectos de la vida en la tierra".

Enfatizó que ahora la Agenda 2030 es el plan de recuperación de la COVID-19, por lo que invertir en cambios en el sistema alimentario respaldaría la transformación. “Es una de las inversiones más inteligentes y necesarias que podemos hacer”.

Por su parte, al destacar un debate nacional sobre el tema, durante un discurso en Nigeria, la vicesecretaria general Amina Mohammed describió los cambios en los sistemas alimentarios como “una oportunidad para impulsar el progreso en todos los ODS”.

Al trabajar juntos y aceptar las transformaciones necesarias, sostuvo, tanto las personas como el planeta pueden sanar. "Si vamos a abordar la emergencia climática, garantizar mejor salud y bienestar de las personas, y al mismo tiempo superar la desigualdad, debemos transformar nuestros sistemas alimentarios", señaló en el Diálogo Nacional de Consolidación de Nigeria, en Abuja, a finales de junio.

Amina observó que Nigeria había liderado la conducción de debates en las seis zonas geopolíticas del país. “Es obvio que los diálogos han generado gran cantidad de aportaciones e ideas, pero también han fomentado oportunidades para mejorar la colaboración entre ellos”.

“Los diálogos han reconocido la importancia del derecho a la alimentación y la necesidad de fortalecer las alianzas en todos los sectores y en todas las escalas”, concluyó Amina Mohammed.

11 vistas0 comentarios