• Ambiental News-Miguel Á.

Un tema de controversia y cultura


CULTURA IMPAR


Mujer sin nombre vulnerada

en tus derechos.

Mujer de rostro marcado

por el ácido

mostrando tu desgarro;

aguantando un día más…

Uno más.

@Galilea, en revista Poémame


Por José Manuel Rueda Smithers


La Suprema Corte de Justicia de la Nación ganó los espacios informativos al resolver, en sesiones distintas, dos asuntos relacionados con un mismo tema: el aborto.

Declaró, por primera vez, inconstitucional la penalización del aborto: precedente histórico que impide encarcelar a mujeres y personal médico que les ayuden con consentimiento, como una garantía de decidir sobre su cuerpo sin ser criminalizadas, en Coahuila, lo que se hará criterio obligatorio para el resto de jueces en el país.

De manera unánime, los ministros determinaron que los estados carecen de competencia para definir el origen de la vida humana, el concepto de “persona” y la titularidad de los derechos humanos, pues ello corresponde en exclusiva a la Constitución federal.

Y dos días después, los ministros aprobaron la invalidación de una porción de la Constitución de Sinaloa, que desde 2018 establece que “el Estado tutela el derecho a la vida desde el momento en que un individuo es concebido”. Aunque el fallo sólo invalida la fracción de la Constitución allá, la decisión tendrá implicaciones futuras para otros estados con reformas que también están impugnadas.

En nuestro México moderno, sólo cuatro de los 32 estados han legislado una ley de plazos. Las 28 entidades restantes manejan normas restrictivas que apenas contemplan los riesgos para la madre, las malformaciones del feto y los casos de violación como causas no punibles para abortar.

La ONG internacional, Human Rights Watch (HRW) mostró su beneplácito ante las dos sentencias, que calificó de “históricas", sobre derechos reproductivos dictadas por la Justicia de México, al tiempo que reclama que la "autonomía" de la mujer sea una "consideración central" en la regulación del aborto.

Me robo unas palabras de mi amiga y maestra Sara Lovera, de su columna La palabra de Antígona, publicada en diversos medios del país: “muchísimas lo hacen en la clandestinidad, arriesgando su vida. La clandestinidad afecta a las más pobres... La organización Las Libres, de Guanajuato, sostiene que al menos 200 mujeres están presas, no por aborto, sino por “homicidio agravado de un miembro de la familia”, una maniobra legaloide que afectó a mujeres campesinas”.

Otro asunto que no debe quedarse en el tintero es la muy lamentable expresión que un sacerdote coahuilense expresó durante una misa: “No apoyen a las jóvenes matando a sus hijos para que dejen de estorbar y se diviertan; mejor maten a sus hijas para que ellas no estorben”, declaró.

Y dijo muchas más barbaridades que no valen en este espacio.

Lo cierto es que el cura pidió disculpas públicas y, como todo político encumbrado, aseguró que “se malinterpretaron las cosas, estaba predicando sobre los derechos de la familia. Las mujeres son tan importantes en cualquier ambiente; sin la mujer no nos movemos…”, dijo en rueda de prensa.

Las cosas dan para más, aunque faltan muchos pasos legales por superar. Lo más importante es que muchas mujeres podrán salvar la vida y su libertad, ante este salto que la Corte da en un México que exige avanzar. Aún hay que esperar, sí, pero es un paso impresionante.

28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo