• Ambiental News-Miguel Á.

Vive México una transición ecológica, afirma Víctor Toledo



Delinea su plan de seis pasos para hacer del país una Nación sustentable

Por Miguel Ángel de Alba

México está en el proceso de realizar una transición ecológica que permita lograr un país sustentable y cumplir con los objetivos internacionales de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para evitar que la temperatura global rebase los 1.5 grados Celsius, pero al igual que todos los países, tendrá que replantear sus compromisos en el Acuerdo de París, declara Víctor Manuel Toledo, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales.


En entrevista, menciona que desde hace casi un año que llegó a la dependencia, se ha trabajado en el diseño de la “transición ecológica de la cuarta transformación”, integrada por seis acciones en áreas fundamentales.


La primera transición, explica, sería la alimentaria, para pasar de los sistemas agroindustriales de producción de alimentos, basados en agroquímicos, plaguicidas, transgénicos, antibióticos, sustancias químicas dañinas tanto para el ambiente como para la salud humana a través de la alimentación, hacia sistemas agroecológicos. Esa sería la transición alimentaria, tanto en la agricultura como la ganadería y la pesquería.


La segunda se refiere al sector hídrico, donde está pendiente la aprobación de la Ley General de Aguas, desde hace muchos años. “Estamos por la democratización del agua, porque desafortunadamente hoy está acaparada por los grandes propietarios agrícolas, por industrias como la minera, por embotelladoras, por cerveceras… Estamos por la transición al uso democrático del agua”.


La energética es la tercera transición, y Toledo menciona que “va a ser más gradual, pero estamos obligadamente a dar el paso de la energía fósil (petróleo-gas-carbón) a las energías renovables”.


Refiere que “incluso la Secretaría de Energía ya reconoció que sólo quedan seis años de petróleo en México, un poco más de lo que habíamos calculado, pero hay que tener en cuenta también que en 2050 se acaba el petróleo en todo el mundo, por lo que el 60 por ciento de los países productores ya están usando la última parte de sus reservas petroleras”.

La cuarta transición es más amplia y compleja, ya que se refiere a la conservación. “Más que conservar la flora, la fauna y la diversidad, tenemos que pensar en la conservación biocultural, porque México es un país muy rico en términos de cultura y, en buena parte de las áreas naturales protegidas, hay más de cuatro mil comunidades, muchas de ellas indígenas, que colindan o están dentro de ellas, por lo que tenemos que enfocarnos en la conservación biocultural”.


La transición que marcará, definitivamente, el rumbo del país, es la referente a la de crear ciudades e industrias sustentables, priorizando los temas de la contaminación del aire, del agua, para pasar a una etapa de ciudades sustentables e industrias ecológicamente adecuadas.


Y finalmente, la transición en que debe ponerse más énfasis por parte de todos: la educación ambiental, dirigida fundamentalmente a niños y jóvenes.


Ese es el trabajo que estamos realizando en la Semarnat, platica Toledo, y todo va alineado con los compromisos de México con el Acuerdo de París, aunque éste parece estar más enfocado a la transición energética, para pasar de la generación de electricidad con fuentes fósiles a fuentes renovables; a la reforestación y a los automotores.


Ahora, reflexiona, los “compromisos de México, y creo que de todos los países, con el Acuerdo de París, van a tener que revisarse, especialmente porque ahora enfrentamos la disyuntiva de si regresamos a la “normalidad” anterior a la crisis de la COVID-19 o intentamos andar por nuevos caminos. Aquí vemos cómo se entrelaza el tema de la crisis ambiental y el cambio climático con la crisis sanitaria”.


Piensa que “esto va a ser motivo de una gran discusión, pero también debe ser resultado de la mayor participación ciudadana, porque si no hay organizaciones ciudadanas que presionen, vamos a caer en lo mismo. Si no hay movilizaciones lo suficientemente fuertes en el mundo, se va a repetir el modelo y vamos a caer en lo mismo”.


Por eso, indica, toda nuestra política ambiental está orientada a la ciudadanización. “Hemos tenido mucho contacto con los movimientos ciudadanos, con quienes sostuvimos ocho reuniones regionales; hemos tenido contacto con cerca de cinco mil personas de diferentes organizaciones, en varias partes del país; nos reunimos con ambientalstas en la Ciudad de México, en la selva lacandona… hemos dialogado con la sociedad y estamos trabajando para hacer un planteamiento común entre gobiernos y ciudadanos, convencidos de que solo una política de pleno diálogo con los ciudadanos y con las organizaciones sociales y civiles va a ser posible avanzar.


Y aquí desempeñan un papel fundamental los jóvenes, y de ahí el esfuerzo que hacemos para transitar hacia la educación ambiental en todos los niveles.


Finalmente, en torno a un tema controversial, como es el uso de la fractura de suelos, mejor conocido como “fracking”, Toledo comenta que ha habido dos reuniones con la principal organización antifracking en México, y reconoce que esta técnica “es un gran fracaso, porque genera un gran uso y contaminación del agua, y también en lo económico, por lo que los Estados Unidos y Canadá ya no saben cómo vender los productos que han acumulado por el uso de esta técnica”.

103 vistas0 comentarios

Suscribete aquí

  • YouTube
  • Icono social Instagram
  • Icono social Tumblr
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social

Visita también:

WhatsApp Image 2020-05-05 at 11.26.48 PM
WhatsApp Image 2020-05-06 at 3.17.50 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 1.53.33 PM.
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.16.37 AM
WhatsApp Image 2020-05-03 at 10.11.33 AM
definitivologo.png
Logo finalPNG.png

© 2020 Miguel Ángel de Alba. Todos Los Derechos Reservados.